/on/vivir mejor/ocio cultura/netflix videojuegos
19 DE OCTUBRE |

Netflix se mete en el mundo de los videojuegos

Netflix comienza a incluir en Android juegos propios basados en series como ‘Stranger Things’.

2022 es la fecha que se ha marcado Netflix para ampliar su negocio con videojuegos. Lo incluirá como un contenido más de su plataforma, junto con las series, los documentales, películas… Y lo mejor es que, al menos en principio, no habrá aumento de precio. De momento, los primeros cinco juegos ya están disponibles en la versión de la app para Android. Sin necesidad de descargar ninguna otra app adicional, los suscriptores de Netflix pueden jugar a 'Stranger Things 3', 'Stranger Things 1984', 'Shooting Hoops', 'Card Blast' y 'Teeter Up'.

Netflix acaba de poner foco en el mundo de los videogames para competir con otros gigantes como Sony, Xbox o Twitch, la plataforma de Amazon que permite realizar transmisiones en vivo. Se trata de una industria que mueve miles de millones y que solo en 2020 en España se alcanzó la cifra de 8,5 millones de unidades de videojuegos vendidas, un 18% más que en 2019. Según los datos publicados por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), las plataformas móviles acaparan el 39% jugadores, siendo el smartphone, el dispositivo más popular y que está creciendo por encima de los demás. Seguidas del 25% que juega en consola, un 18% en PC, un 7% en consolas portátiles y un 12% en otros dispositivos. Y, a pesar de que el videojuego más vendido el año pasado fue el FIFA 21, las preferencias más populares en cuanto a géneros son la acción y aventuras.

Netflix apuesta por los videojuegos - ÓN

Netflix busca nuevas vías de crecimiento para atraer nuevos clientes, especialmente en los mercados más saturados como el de EE. UU., en los que ya cuenta con su propia programación infantil, su tienda online e incluso ha llegado a un acuerdo con Steven Spielberg para emitir sus películas más prestigiosas. Así que apostar ahora por los videojuegos parece una buena estrategia. Y para que todo funcione bien, la compañía ha fichado a Mike Verdu, el ex ejecutivo de Electronic Arts y Facebook, como vicepresidente de desarrollo de juegos.

De momento no parece que Verdu esté pensando en títulos nuevos para consolas tradicionales sino más bien se centrará en títulos gratuitos ya existentes. Podría incluir, por tanto, juegos tan famosos como Fortnite, que los ejecutivos de Netflix ya están registrando, o juegos basados en series propias como Stranger Things. Parece, por tanto, que su estrategia de desarrollo de juegos puede comenzar con solo unos pocos juegos e ir creciendo a partir de ahí.

Vemos los juegos como otra nueva categoría de contenido para nosotros, similar a nuestra expansión en películas originales, animación y televisión sin guion.

Netflix, que tiene más de 207 millones de suscriptores en todo el mundo, es plenamente consciente de que su competencia se extiende más allá de las cadenas tradicionales de televisión y de las películas. Sabe que los fenómenos de los juegos como Fortnite, o plataformas como YouTube, son parte de su competencia más dura por la cantidad masiva de horas de entretenimiento que ofrecen y que imperan en todo el mundo. 

La compañía, que no está dispuesta a perder este tren, ya ha anunciado en su página web puestos relacionados con el desarrollo de juegos para formar el equipo liderado por Verdu y también ha enviado una carta a los accionistas en la que se anunciaba y explica la acción de esta forma: “Vemos los juegos como otra nueva categoría de contenido para nosotros, similar a nuestra expansión en películas originales, animación y televisión sin guion. Los juegos se incluirán en la suscripción de Netflix de los miembros sin costo adicional similar a las películas y series. Inicialmente, nos centraremos sobre todo en juegos para dispositivos móviles. Dado que llevamos casi una década en nuestro impulso hacia la programación original, creemos que es el momento correcto para aprender más sobre cómo valoran los juegos nuestros miembros”.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos