/on/moverme mejor/movilidad sostenible/amazon furgonetas electricas
04 DE AGOSTO |

Amazon se reinventa utilizando furgonetas eléctricas

Amazon planea funcionar con un 80% de energía renovable para 2024, por ello, amplía su servicio en Madrid con 100 furgonetas eléctricas de reparto.

Amazon compra 100 furgonetas eléctricas para ser utilizadas en el reparto de última milla para la ciudad de Madrid. El objetivo es reducir las emisiones de carbono provocadas por el reparto de productos.

Su intención es funcionar con un 80% de energía renovable para 2024 y llegar a 2030 con un total de 100.000 furgonetas eléctricas funcionando es la intención de Amazon. Si se alcanza el objetivo, se estima que estos vehículos evitarán que cuatro millones de toneladas métricas de carbono lleguen a la atmósfera de aquí a 10 años.

Amazon compra 100 furgonetas eléctricas- ÓN

Con este gesto, el gigante del comercio electrónico demuestra que es una de las empresas que más apuestan por lograr el objetivo CO2 neutral en su actividad para 2040, diez años antes del Acuerdo de París para el año 2050, como se recoge en su iniciativa The Climate Pledge, cofundada a finales del año pasado con la ONG Global Optimism.

El fundador y consejero delegado de la empresa, Jeff Bezos, ha asegurado que: “Si una empresa con tanta infraestructura física como Amazon, que entrega más de 10.000 millones de artículos al año, puede cumplir con el Acuerdo de París diez años antes, entonces cualquier empresa puede hacerlo”.

El gigante del comercio electrónico demuestra que es una de las empresas que más apuestan por lograr el objetivo CO2 neutral en su actividad para 2040.

A su vez, está apostando por la energía renovable y por la creación de una estructura de puntos de carga en la estación logística situada en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Esta estación ya cuenta con 72 puntos y se van a sumar otros 80 para superar los 150 a finales de 2020. La multinacional también tiene previsto abrir un nuevo centro logístico en Alcalá de Henares (Madrid) que podría generar hasta 500 puestos de trabajo en tres años. Amazon ya cuenta en España con 7.000 empleados, sin contar con las compañías de reparto independientes con las que colabora y los autónomos que utilizan sus propios vehículos para los repartos.

Y, después de Madrid, seguirá instalando más puntos de carga y más flotas de furgonetas eléctricas en otras ciudades españolas como Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza y Sevilla. En esta última ciudad andaluza, Amazon ha rebelado que pondrá en marcha su primer proyecto de energía renovable a gran escala en España.

Después de 18 meses barajando diversas opciones de vehículos eléctricos, Amazon se decantó por Rivian, una joven start-up de Michigan que, hasta la fecha, fabrica pickup eléctricas, pero no furgonetas de reparto  para fabricar las 100.000 furgonetas eléctricas que recorrerán la última milla y para ello ha invertido un total de 700 millones de dólares. Las primeras imágenes del prototipo se presentaron en enero de 2020 y se confirmó su fabricación en tres tamaños diferentes, con tracción delantera o total, y con varias opciones también para el tamaño de la batería y distintas capacidades de carga.

 Las furgonetas se fabricarán en la planta que Rivian tiene en Normal, Illinois (EE.UU.) y que le compró en 2017 a Mitsubishi e incluirán sistemas como la frenada de emergencia automática, asistente de mantenimiento en el carril, reconocimiento de señales de tráfico y un sistema de alerta de atención del conductor. El prototipo que mostraron tiene un diseño minimalista, con dos faros redondos en el frontal, un gran parabrisas y una cuidada aerodinámica.

Para mejorar la funcionalidad, la seguridad y la ergonomía del vehículo se están llevando a cabo pruebas en realidad virtual. Amazon también ha decidido contar con la opinión de los conductores que actualmente entregan paquetes de la compañía para realizar el diseño, ver la comodidad del asiento, la visibilidad, la facilidad para entrar y salir del vehículo y la carga y descarga de los paquetes.

Rivian y Amazon también han tenido en cuenta las funciones digitales con el fin de lograr que las rutas sean lo más eficiente posible. También llevarán integrado el asistente Amazon Alexa, que facilitará que los conductores pidan ayuda o utilicen comandos de voz para, entre otras cosas, clasificar los paquetes sin tener que introducir manualmente los códigos.

La mayor compañía de comercio electrónico del mundo tendrá la flota de transporte eléctrico de reparto más sostenible del planeta, pero también la más segura, práctica y de mayor rendimiento. Amazon ha confirmado también su decisión de invertir 100 millones de dólares en proyectos de reforestación y robots que se encargarán del empaquetado. Y, no hay que olvidar otros proyectos a nivel planetario en los que participa, como su plan “Proyect Kuiper” con el que pretende crear una red mundial de banda ancha con 3.236 satélites para que internet llegue a todas partes.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos