/on/cuidarme mejor/estilo vida/preservar recuerdos conciencia
25 DE JUNIO |

Netcom, la startup que desea preservar los recuerdos humanos

La startup Netcom desarrolla un proyecto para poder realizar una copia digital de nuestros recuerdos. Te lo contamos en Blog ÓN.

Nuestro cerebro es capaz de almacenar, ordenar y priorizar todos nuestros recuerdos. Un elemento que permite determinarnos, edificarnos y dibujar lo que somos. El origen etimológico de esta palabra emana del latín. Su prefijo re- equivale a “de nuevo” y, cordis, es sinónimo de corazón, no obstante, un recuerdo está asociado a una función cerebral y a una facultad psíquica.

Gracias a esta aplicación, el ser humano puede contemplar el pasado y, desde este punto de partida, planificar el futuro. Cuando morimos, todo estos recuerdos y emociones mueren con nosotros, pero, ¿y si fuera posible preservarlos eternamente?

Lo cierto es que la tecnología no para de sorprendernos y cada día surgen innovaciones propias de película. En este momento, el ser humano puede llegar a proteger su cuerpo con esqueletos robóticos o visualizar situaciones nunca imaginadas gracias a la realidad virtual, pero, en esta ocasión, ha querido adentrarse en un terreno inexplorado: el cerebro.

Proyecto copia digital cerebro- ÓN

La startup estadounidense Nectom es la responsable de dar este paso. Esta empresa fundada en 2016 por Robert McInyre y Michael McCanna, dos investigadores de la división de inteligencia artificial del MIT, han superado a las historias de la ciencia ficción tras comenzar a trabajar en un método que, gracias a la tecnología del futuro, pretende hacer un “backup” de los recuerdos e incluso de la conciencia de las personas.

Una idea que ya ha llamado la atención de neurocientíficos de renombre y de personas interesadas que, a pesar de que la técnica no está exenta de riesgos, desean digitalizar uno de los órganos más esenciales del cuerpo humano.

Esta metodología recibe el nombre de criopreservación estabilizada con aldehído o vitrificación y se trata de un embalsamiento de alta tecnología que permite mapear el conectoma, esto es, la sinapsis entre las neuronas del cerebro.

Esta metodología recibe el nombre de criopreservación estabilizada con aldehído o vitrificación y se trata de un embalsamiento de alta tecnología que permite mapear el conectoma, esto es, la sinapsis entre las neuronas del cerebro.

Con este método, la conciencia podría permanecer intacta durante ciento e incluso miles de años para que, en un futuro, se pueda utilizar para recrear la conciencia de la persona.

Para que esta operación tenga éxito es ineludible que la persona se encuentre con vida y estén dispuestas a morir en el proceso como consecuencia de la aplicación de líquidos embalsamadores.

En la actualidad, los investigadores lo han probado en diversos modelos de animales y tan solo se ha logrado conservar el conectoma de un conejo completo, aunque en la última fase no se consiguió realizar el proceso de digitalización.

Si bien se han realizado avances al respecto, los interesados en este servicio tendrán que esperar aún unos años hasta que este proyecto sea una realidad. No obstante, ya hay un listado de espera de 25 personas a los que les gustaría tener copia de seguridad digital del cerebro. El reembolso para figurar en la lista ronda la cifra de unos 10.000 dólares, reembolsables en el caso de que el usuario cambie de opinión.

Este proyecto científico-empresarial despierta cuestiones tanto científicas como filosóficas, además de ciertos recelos de expertos, e incluso, del MIT. Sin embargo, una de las preguntas que se repiten en cada debate se resume en la paradoja de dar la vida a cambio de una copia digital eterna.

Patricia Moya

Patricia Moya Manzano

Técnico de Comunicación