/on/cuidarme mejor/estilo vida/inteligencia artificial en la cocina
06 DE MAYO |

Inteligencia Artificial para hacer unas tortitas perfectas

Una empresa británica de software de ingeniería de Inteligencia Artificial ha creado las recetas de pancakes al estilo americano más ricas y esponjosas del planeta.

La Inteligencia Artificial se ha instalado en la cocina como si fuera un ingrediente más, pero gourmet. Harina, leche, huevos… y una pizca de IA es lo que necesitas para lograr disfrutar de las mejores tortitas del mundo. 

La empresa Monolith ha conseguido la mejor receta de tortitas gracias a un análisis para el que han empleado la inteligencia artificial. El proyecto comenzó con la recopilación de más de 800 recetas de pancakes esponjosos al estilo estadounidense para analizar sus valoraciones. Pero se necesitaban recetas que incluyeran suficientes críticas positivas y negativas para entrenar al modelo a predecir cuántos ingredientes se necesitan para conseguir los pancakes más esponjosos. Y, después de la eliminación, el equipo seleccionó 31 recetas con suficientes revisiones para entrenar el modelo para predecir el resultado correcto.

Inteligencia artificial en la cocina – ÓN

El análisis de las recetas y sus valoraciones es ideal para el aprendizaje automático (Machine Learning) porque los expertos pueden recopilar datos de recetas y opiniones, entrenar modelos para identificar patrones asociados a ellos, lo que permite sacar conclusiones y tomar mejores decisiones. Y estos sistemas se vuelven más efectivos con el tiempo, a medida que aprenden.

Mediante la IA, Monolith identificó la mejor combinación y proporción de ingredientes para elaborar los mejores pancakes estilo americano

Para convertirte en un chef de cinco estrellas, a continuación, encontrarás la receta de las mejores tortitas del mundo, según este proyecto. Monolith identificó la mejor combinación y proporción de ingredientes para elaborar los pancakes estilo americano, es decir, los gruesos y esponjosos: 210 gramos de harina, 48 gramos de azúcar, 14 gramos de levadura en polvo, 6 gramos de sal, dos huevos, 256 gramos de leche y 25 gramos de mantequilla.

Según los investigadores, las moléculas de gluten en la harina de trigo son elásticas y las grasas (leche y mantequilla) y el azúcar tienen un efecto positivo en el desarrollo del gluten. La unión de estas moléculas crea una estrecha red de proteínas que atrapan las burbujas, y esto permite que los pancakes permanezcan esponjosos y en forma después de cocinarlos. La levadura, por otro lado, provoca la formación de dióxido de carbono, que hace que la masa forme espuma.

El algoritmo empleado por Monolith no cuenta con modelos entrenados de métodos de cocción, pero establece que se deben seguir las “prácticas generales”. Es decir, el material seco se mezcla por separado del material húmedo antes de combinarlo. También se aconseja no mezclar demasiado, ya que demasiado gluten puede hacer que las tortitas sean masticables en lugar de esponjosas.

Una vez que los ingredientes se combinan y mezclan, deben echarse a la sartén, cubierta con un poco de aceite o una nuez de mantequilla. La temperatura de la sartén debe estar a fuego medio si la placa es eléctrica y a fuego lento si es de gas.

Después de realizar este primer paso, cuando aparecen pequeñas burbujas en la parte superior y los bordes de la tortita comienzan a endurecerse es el momento de darle la vuelta. Solo es necesaria una vuelta y dejarla cocinar por ese lado unos 30 segundos más. Según la IA, ésta es la forma de garantizar que los pancakes salgan perfectos.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos