/on/moverme mejor/seguridad vial/medidas especiales moto
14 DE OCTUBRE |

¿Cuáles son las nuevas medidas de la DGT para evitar accidentes de motos?

La DGT pondrá en marcha un "Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2019-2020".

Desplazarse en moto es 17 veces más peligroso que hacerlo en coche. Así de tajante es la DGT cuando habla de este vehículo que cuenta en su haber con múltiples ventajas, pero, en su contra, con una irrevocable: 421 fallecidos en 2018 y, en lo que va de año, ya superan los 150.

Estas cifras tan abrumadoras han hecho que la Dirección General de Tráfico proponga un plan de medidas para mejorar su seguridad y, por tanto, reducir los accidentes de moto. La más llamativa ha sido la del uso obligatorio de guantes de moto. Ésta se suma a la del uso de casco que, hasta ahora, era el único equipamiento necesario y que debe elegirse teniendo en cuenta unas características concretas.

La medida, en principio, ha sido bien acogida por los usuarios de este tipo de vehículos. De hecho, el 72% de los moteros está de acuerdo en convertir en obligatorio el uso de los guantes porque son conscientes de que resultan vitales para minimizar las lesiones en caso de accidente. El Instituto de Transporte Noruego, por su parte, ha hecho público este dato: los guantes evitan las lesiones en un 50% de los casos. Y Francia ya ha adoptado la medida.

Hay que tener en cuenta que desde 2012 han crecido un 19 por ciento las víctimas mortales en motocicleta, mientras que en ciclomotores se ha producido un descenso del 6 por ciento. Y esto, en parte, se debe a que más de la mitad de los fallecidos conducía una moto de gran cilindrada, de más de 600 centímetros cúbicos.

España es, tras Italia y Francia, el tercer país de la UE con más vehículos de dos ruedas matriculados en 2018 (158.086 unidades). Su protagonismo creciente se debe a sus ventajas: resultan más rápidas para desplazarse (acorta el tiempo entre un 50 y un 70%), contribuyen a reducir los atascos, consumen menos combustible, necesitan menos mantenimiento y ahorran emisiones a la atmósfera. Y también al auge de las eléctricas, el alquiler (moto compartida) y el boom de reparto en moto. Sin embargo, su siniestralidad supone el 23 por ciento de los fallecidos en accidente de tráfico.

La DGT propone un plan de medidas prevenir accidentes de tráfico en moto- ÓN

El hecho de que nuestro país sea tan “aficionado” a la moto ha acelerado la preparación del borrador “Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2019-2020”. Éste es una actualización del plan equivalente de 2007, y tiene previsto un total de 17 acciones que transversalmente aborden el problema. Para ello se tomarán nuevas iniciativas con un fin común: reducir la siniestralidad de este grupo, revirtiendo tan dramática situación. Las acciones se estudian para los siguientes ámbitos: Educación y formación, Comunicación, Normativa, Seguridad, Infraestructuras y Conocimiento.

En el ámbito formativo, por ejemplo, se ofrecería una bonificación de 2 puntos en el permiso a quien realice cursos de conducción segura. Esta medida estaría incluida en la reforma de la Ley de Tráfico que se encuentra en trámite por el actual Gobierno en funciones. En ella también se planea la obligatoriedad de realizar 8 horas de clases teóricas presenciales para aquellos que quieran sacarse el carnet de conducir (incluido el de moto).

En el caso de querer obtener los permisos AM, A1 y A2, se establecerá, además de las 8 horas comunes, la obligatoriedad de 6 horas de formación presencial específica de contenidos teóricos, que versarán sobre factores de riesgo, técnicas de conducción y utilización de equipos de protección. En el mismo sentido, se pretenden implantar nuevos cursos para conductores con permiso B y cursos específicos de seguridad vial para colectivos profesionales motoristas, que serán subvencionados. La DGT es más partidaria de formar y concienciar que de castigar.

Volviendo a los guantes, en un principio se impondría llevar esta protección en los recorridos que discurran por carretera, con la posibilidad de ampliar la obligación a los desplazamientos urbanos. Y Tráfico va más allá proponiendo campañas de sensibilización sobre el uso del resto de elementos de seguridad: calzado, chaqueta y pantalón adecuados, y protecciones de plástico en codos, espalda, hombros y rodillas, entre otros. Incluso en verano, a pesar del calor, resulta imprescindible proteger el cuerpo, que es quien recibe el impacto directo en caso de accidente y si el equipamiento es el más apropiado, no se debe pasar ni frío en invierno ni calor en verano.

Y respecto al casco, la DGT quiere endurecer las sanciones. De forma que la retirada de puntos del carnet pase de los 3 de ahora a 4, además de los 200 euros de multa. Sin embargo, también se plantea premiar con dos puntos extra a los motoristas que realicen cursos de conducción segura o la obligatoriedad del uso de guantes.

El 72% de los moteros está de acuerdo en convertir en obligatorio el uso de los guantes.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos