/on/salud/diagnostico precoz de diabetes
15 DE MARZO |

Un tratamiento español detecta precozmente la retinopatía diabética

Un hospital español crea un algoritmo capaz de detectar de forma rápida y precisa la retinopatía diabética.

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que afecta a unos 6 millones de personas en España, según la Federación Española de Diabetes (FEDE), y que supone una de las principales causas de ceguera.

La Inteligencia Artificial (IA) vuelve a la escena médica. Esta vez para revolucionar el campo de la oftalmología y mejorar el diagnóstico precoz de la retinopatía diabética. Y ha sido gracias a un algoritmo creado y desarrollado por un hospital español: el Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife.

Los avances para mitigar los efectos negativos de esta enfermedad crónica son continuos. De hecho, ya existe un nuevo prototipo de páncreas artificial con la última tecnología I-Q para controlar los niveles de glucosa en sangre y que podría mejorar la calidad de vida de gran parte de estos enfermos.

Tratamiento español que permite la detección precoz de diabetes - ÓN

Ahora, este nuevo algoritmo va a permitir no solo detectar la enfermedad, sino también observar su gravedad. Es decir, nos puede indicar si la retinopatía está en una fase leve, moderada o severa. Tal y como explica el Dr. Rodrigo Abreu, oftalmólogo del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria e investigador clínico principal del algoritmo: “Este algoritmo ha sido entrenado para distinguir si tenemos delante una retina sana o no y, si está dañada, en qué grado. Algo que permite conocer a los profesionales la frecuencia con la que tienen que ver al paciente y si hay que derivarlo al hospital o ponerle en tratamiento. La IA está haciendo que médicos y especialistas cambiemos nuestra forma de trabajar”.

Para detectar si hay enfermedad o daño en la retina, se le hace al paciente una fotografía especializada del fondo de ojo con un instrumento diagnóstico especializado para ello: el retinógrafo. Después, el algoritmo analiza a partir de esas imágenes los hallazgos y los clasifica según su grado de afectación. “El algoritmo es capaz de detectar este daño de una forma muy rápida, precisa y eficaz y acelerar, por tanto, su diagnóstico y tratamiento”, concluye el Dr. Abreu.

La Inteligencia Artificial está haciendo que médicos y especialistas cambiemos nuestra forma de trabajar.

Dr. Rodrigo Abreu, oftalmólogo del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria

Hasta la fecha, este trabajo lo realizaba el médico con un examen profundo del fondo del ojo, y requería un nivel de especialización muy elevado para que el procedimiento fuera útil. Ahora, con este algoritmo, se consigue hacer un análisis mucho más rápido y con un nivel de eficacia comparable a la de un especialista experimentado en retina.

Con la implementación de esta tecnología, se pretende reducir la lista de espera en los servicios de oftalmología, ahorrar tiempo tanto a los médicos de atención primaria como a los especialistas en retina, minimizar recursos asociados a la incorrecta derivación de pacientes, y, finalmente, agilizar el diagnóstico y tratamiento de la patología, esencial para detener su progresión y evitar la pérdida de visión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que el número de personas en el mundo con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. Y se estima que para 2045, la cifra de personas con esta patología alcanzará los 700 millones.

Si se tiene en cuenta que la retinopatía diabética afecta al 40% de los pacientes con diabetes mellitus de tipo 1 y al 20% de los pacientes con diabetes mellitus de tipo 2, este hallazgo puede convertirse en la mejor noticia para los 6 millones de españoles (uno de cada 10 diabéticos) que padecen la enfermedad.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos