/on/cuidarme mejor/salud/23andme espana percepcion del dolor genetica
01 DE JUNIO |

¿Por qué la percepción del dolor es diferente en cada persona? 23andMe piensa que la razón podría estar en la genética

La app 23&me permite definir cómo es la percepción del dolor en futuras enfermedades según nuestro ADN.

Hace unos días en este blog comentábamos que la tecnología de la salud es una realidad que cada vez está más presente en el día a día de las personas. Pero quizá lo más curioso de esta afirmación es que no se trata de una información de rabiosa actualidad. Nuestro empeño por mejorar la vida e, incluso alargarla, nos ha llevado a desarrollar tecnología para definir cómo es la percepción del dolor o futuras enfermedades según nuestro propio ADN. Algo que en la actualidad permite la app 23&me.

Resulta obvio que la percepción dolor es muy diferente dependiendo de la persona. La comprensión de los diferentes grados de tolerancia a la misma dolencia solo puede alcanzarse con un estudio exhaustivo a una muestra importante de personas. Gracias a estudios como éste, puede hablarse a día de hoy de dispositivos como 23&me que buscan “ayudar en el alcance de la medida de precisión en el manejo del dolor”, según palabras de Emily Dabrant vicepresidente de desarrollo de negocio.

La app para el hogar 23&me es un desarrollo que permite, a todo aquel que lo adquiera, identificar cómo es realmente su genoma, los posibles riesgos de salud, y comenzar a poner medidas en la prevención de enfermedades.

A través de este sistema, que reconoce nuestro ADN a través de un simple análisis de saliva, se identifican 3 tipos de informaciones base: los riesgos genéticos, el estado de salud actual y los rasgos y bienestar. Estos informes se elaboran teniendo en cuenta más de 70 condiciones de salud.

Por un precio de mercado muy competitivo y cercano al consumidor, este desarrollo recoge riesgos de salud derivados de la genética que permiten identificar la posibilidad de sufrir desde Parkinson a Alzheimer. En segundo lugar, identifica aquellas variantes genéticas que se han relacionado con enfermedades recesivas como podría ser la fibrosis quística o el síndrome de Bloom y, por último, realiza informes que ayudan a entender cómo el ADN puede ayudar en el alcance de la medida de precisión en el manejo del dolor, la dieta o el estilo de vida. En este punto se valora el sueño, peso o intolerancias.

En ningún caso debemos considerar que la resolución de esta aplicación para el hogar esté realizando un diagnóstico definitivo, pero sí ayuda a identificar posibles dolencias que podemos desarrollar dependiendo tanto de nuestro ADN como del propio estilo de vida o dieta que llevemos a diario.

Dispositivos como 23&me que buscan ayudar en el alcance de la medida de precisión en el manejo del dolor.

Emily Dabrant vicepresidente de 23&me

Imagen Adrián Alonso

Adrián Alonso

Adrián Alonso