/on/vivir mejor/ocio cultura/televisores samsung con tecnologia miniled
10 DE JUNIO |

Samsung desarrolla televisores con tecnología MiniLED

Samsung ha lanzado su línea de televisores basados en la tecnología MiniLED.

Bajo el nombre comercial Neo QLED, el fabricante surcoreano ofrece sus Smart TV de 2021 con LEDs cuarenta veces más pequeños que los que equipaban los modelos de la anterior generación con “local dimming”. OLED, QNED, Micro LED, Mini LED o el mismo Neo QLED son algunos de los nombres con los que se conocen las nuevas tecnologías de pantalla que llegan con fuerza para ofrecer una calidad de imagen superior.

Esto abre a los consumidores un amplio panorama de opciones a la hora de elegir un televisor de gama alta, si no se conocen bien las diferencias, se puede complicar la compra. Marcas como Sony, Panasonic, LG o Phillips compiten con sus avanzados paneles LCD y Samsung, por su parte, entra en esta dura pugna comercial con cinco modelos. Dos de ellos, el QN900A y el QN800A, incorporan un panel LCD VA con resolución 8K. Los otros tres, el QN95A, QN90A y QN85A, optan por una solución 4K UHD.

Muchas de estas novedades se pudieron ver en la última edición del Consumer Electronics Show (CES), celebrada de manera virtual el pasado mes de enero.

Cómo son los primeros televisores de Samsung equipados con la tecnología MiniLED – ÓN

Todos los televisores Neo QLED de Samsung utilizan la retroiluminación Mini LED de tipo FALD (Full Array Local Dimming), que emite la luz desde el interior del panel a la propia pantalla de un modo más eficaz que en otros sistemas de retroiluminación como Edge LED o Direct LED. Al reducirse el tamaño de los LEDs y, por consiguiente, tener la posibilidad de poner más y colocarlos más juntos, se logra una distribución de la luz más homogénea por toda la pantalla. Además, el control de esos diodos de manera independiente en miles de zonas de iluminación y un nuevo sistema de encapsulado que reduce la dispersión de la luz, hace que se reduzca el “blooming” y se obtenga una imagen más realista tanto en color como en luminosidad. Se mejora el contraste, se obtienen negros más puros, brillos más intensos y sombras mejor definidas.

Al reducirse el tamaño de los LEDs y poder poner más y colocarlos más juntos, se logra una distribución de la luz más homogénea por la pantalla.

Pero éstas no son las únicas novedades de los nuevos televisores de Samsung. Estrenan también motor de procesado, un diseño más estilizado, prestaciones acústicas mejoradas, HDMI 2.1 y los modelos 8K incorporan WIFI 6. La pega en cuanto a conectividad la encontramos en los modelos 4K, que solo disponen de un puerto HDMI 2.1.

La potencia del procesador es uno de los aspectos que más podrían comprometer el rendimiento de un televisor con esa cantidad de información. A este respecto, los responsables de la marca aseguran que los Neo QLED incorporan nuevos algoritmos de gestión de la retroiluminación y un procesador con músculo más que suficiente.

En cuanto a las partes visibles, se rediseña el módulo One Connect para hacerlo más estilizado y el mando a distancia, que contiene un 28% de polietileno reciclado e incorpora un pequeño panel fotovoltaico para recargar la batería con luz solar o artificial. Gracias a la tecnología Mini LED, el grosor de la pantalla es bastante menor que en los modelos anteriores. La peana central está fabricada en metal y garantiza una buena estabilidad del televisor.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos