/on/vivir mejor/ocio cultura/telepath control haters
17 DE NOVIEMBRE |

Telepath, la red social que controla a los “haters”

Esta nueva red social evita que se puedan crear identidades fake que puedan generar ciberacoso sobre otros usuarios.

Los usuarios de esta nueva red social, aún en fase de prueba, deberán aportar datos identificativos reales para darse de alta. Así, se trata de evitar que nadie pueda publicar comentarios poco apropiados amparándose en el anonimato como ocurre en otras redes.

El término “hater” se ha hecho muy común en nuestra sociedad. Son los “odiadores”, personas que ejercen ciberacoso a otros usuarios por razones de ideología, raza, orientación sexual o, simplemente, porque lo han convertido en un hábito. Según expertos en psicología, detrás de estos perfiles suele haber personas inseguras o con poca actividad social, que buscan notoriedad en la red. En muchos casos, esas mismas personas han sido a su vez víctimas de otros “haters”.

Telepath, la red social que controla a los haters - ÓN

Al igual que la proliferación de “fake news” o bulos, el odio en internet es una de las consecuencias negativas que ha traído la enorme capacidad de difusión de la que disfrutamos gracias a las redes sociales. Tanto es así, que existen asociaciones, como Stophaters, donde los usuarios pueden acudir para defenderse de este tipo de acoso. Y es que, en contra de lo que muchos piensan, perpetrar este tipo de comportamientos es denunciable y puede tener efectos legales en España con condenas económicas o penas de hasta dos años de prisión.

La sensación de impunidad que flota sobre la sociedad en relación a este tipo de delitos se debe a lo difícil que puede llegar a ser la identificación del “hater”. En plataformas como Facebook, Twitter o Instagram, basta con un correo electrónico para darse de alta, pudiendo utilizar pseudónimos en lugar del nombre real. Para rastrear la identidad de un usuario, hay que contar con los servicios de un profesional y disponer de un respaldo legal para ejecutar el rastreo. Aún así, una treintena de personas interpusieron denuncias por ciberacoso en la Comunidad de Madrid de enero a agosto de 2020.

El funcionamiento de esta plataforma se basa en la contratación de moderadores “humanos”, a diferencia de otros casos en los que esta función se ejecuta de manera automatizada.

Telepath es una red social que nace para evitar, tanto este tipo de comportamientos de odio, como la difusión de bulos o el registro de “bots”. Por el momento, solo es posible acceder a través de invitación, aunque sí es posible registrarse facilitando un nombre real y un número de teléfono al que se envía un SMS con el código de registro.

El funcionamiento de esta plataforma se basa en la contratación de moderadores “humanos”, a diferencia de otros casos en los que esta función se ejecuta de manera automatizada. Además, los post son efímeros, ya que se eliminan a los treinta días de su publicación.

Las conversaciones están ordenadas por “salas”, con temáticas que van desde aficiones como la lectura o la música, hasta temas de actualidad como el coronavirus. Antes de poder publicar en Telepath, el usuario debe aceptar unas normas de uso. La primera de ellas es ser amable: “no ataques a la gente ni a las cosas que publican. Asume que los demás tienen buenas intenciones”. Este código ético pone especial énfasis en la defensa de grupos vulnerables: “No puedes atacar a nadie por su raza, religión, etnia, género, orientación sexual o identidad de género”.

Marc Bodnick, fundador y presidente de la compañía, presenta su proyecto con estas palabras: “Vimos la oportunidad de crear una nueva red social enfocada a la conversación y la conexión entre personas que comparten el mismo interés". Por eso, otro de los objetivos que persigue la red es evitar el acceso de “bots” o usuarios no humanos.

Las “fake news” son otro elemento tóxico del que se advierte en las normas de uso. Para mejorar el control sobre la desinformación, Telepath ha diseñado un sistema de puntuación que determina la reputación de los usuarios y una puntuación de confianza para los medios de comunicación. Sin embargo, este plan exige establecer reglas de moderación que van en contra de lo que para muchos significa la libertad de expresión. Son objetivos muy ambiciosos que ninguna red social ha sido capaz de alcanzar hasta la fecha. Con el tiempo veremos si Telepath es la primera en lograrlo.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos