/on/moverme mejor/movilidad sostenible/paneles solares coche electrico
07 DE OCTUBRE |

Descubre cómo cargar tu coche eléctrico con los paneles solares

Conseguir que un automóvil funcione únicamente con energía solar es todavía una quimera, pero ya hay avances muy prometedores al respecto.

Cada metro cuadrado de placa fotovoltaica es capaz de generar unos 250 vatios de electricidad en las mejores condiciones. Teniendo en cuenta que la superficie media de carrocería disponible para instalar las placas es de unos cuatro metros cuadrados, dispondríamos de 1 kW por cada hora de exposición y eso nos daría una autonomía de un par de kilómetros como mucho. Hasta aquí las malas noticias, pero ¿qué ocurre si integramos placas solares en el techo del coche o aprovechamos las de casa para cargar las baterías del vehículo?

Es en este punto en el que la movilidad eléctrica puede experimentar una revolución. Por el momento, los paneles solares incorporados en la carrocería solo consiguen añadir unos cuantos kilómetros de autonomía. Sin embargo, las células fotovoltaicas son cada vez más eficientes y baratas, de manera que su rendimiento irá mejorando en la medida en que se desarrolle esta tecnología. Además, si usamos los paneles solares domésticos para recargar las baterías, el ahorro empieza a ser mucho más interesante.

Cómo cargar tu coche eléctrico con los paneles solares – ÓN

Según un estudio de SolarReviews calculado para usuarios en Estados Unidos, el coste anual por cargar las baterías del coche a través de los paneles domésticos es de 415 dólares al año, frente a los 1.260 que cuesta llenar el depósito de gasolina en el mismo período. En 25 años, la carga de baterías con paneles solares domésticos supondría, al cambio, un ahorro de 13.680 euros. Para realizar esta investigación, se eligió el Hyundai Kona en sus versiones totalmente eléctrica y de gasolina.

A este ahorro hay que añadir la ventaja de la sostenibilidad, ya que la recarga de las baterías a través de la red eléctrica conlleva emisiones de CO2, mientras que los paneles solares y el resto de las energías renovables son cero emisiones.

En 25 años la carga de baterías con paneles solares domésticos supondría un ahorro de 13.680 euros.

Hasta el momento se han presentado en sociedad varias propuestas de prototipos con paneles solares instalados en la carrocería. En algunos casos son desarrollos con una sólida vocación de viabilidad, como la caravana autopropulsada e.home de Dethleffs que con sus 31 metros cuadrados de paneles solares ya se encuentra en fase de pruebas. Otros, como el Lightyear One, promete una autonomía extra de 72 km en días soleados, aunque al poco asequible precio de 150.000 euros. En esta línea aparece el Toyota Prius Plug-In, más realista, que puede incorporar un techo con células fotovoltaicas para obtener unos seis kilómetros más de autonomía.

La investigación sobre este tipo de propulsión viene de lejos y hay un precedente español ya en 1967, el Fervelectric de Juan Ferret Carbonell, que llegó a tener mucha repercusión mediática. Aunque se diseñó como coche eléctrico, en 1980 se convirtió en el primer coche solar fabricado en España, al incorporarle su creador unas placas solares en el techo para no depender de la red eléctrica. En el ámbito internacional y precisamente para promocionar el desarrollo de esta tecnología, se celebra desde 1987 la World Solar Challenge, una carrera de coches solares que recorre Australia de Norte a Sur.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos