/on/moverme mejor/movilidad sostenible/energias renovables/paneles solares recarga vehiculos electricos
30 DE SEPTIEMBRE |

Paneles solares para cargar vehículos eléctricos. Así es la propuesta de una startup española

Solum prepara unas bases de recarga de coches eléctricos que se alimenta con paneles solares instalados en el pavimento.

Solum es el nombre de una startup fundada en 2019 por Luis Muñoz, Antonio Cabrera y Carlos Rodríguez, tres graduados en Ingeniería de la Energía por la Universidad de Sevilla. Su invento, por el que ya han ganado varios premios y logrado una ronda de financiación de 750.000 euros, consiste en la instalación de bases de recarga para vehículos eléctricos que se alimenta con paneles solares instalados en el pavimento.

El éxito fundamental de este ingenioso proyecto descansa en el propio diseño de los paneles. Equipados con células fotovoltaicas de siliconio mono-cristalino de alta eficiencia, estos paneles solares son al mismo tiempo baldosas resistentes a las inclemencias meteorológicas y al tráfico tanto de vehículos como de personas. Además, son antideslizantes para que los peatones puedan transitar por ellas sin peligro y su diseño se integra perfectamente en la arquitectura urbana, de modo que su impacto visual es nulo. Gracias a un sencillo sistema de instalación “plug and play”, el mantenimiento en caso de tener que reemplazar alguna pieza por rotura es similar al de cualquier otro pavimento. En este sentido, hay que destacar que la resistencia de estas baldosas es muy alta, ya que han patentado un material que transforma el elemento fotovoltaico en otro más resistente que el hormigón. Según declaraciones de Luis Muñoz Lombardo, vicepresidente de producto e innovación de la compañía, “este material es el ‘core’ de nuestro sistema y lo que nos permite disponer de una tecnología puntera a nivel mundial”.

Proponen cargar vehículos eléctricos con paneles solares - ÓN

Las estaciones de Solum están pensadas para dar servicio a vehículos pequeños, como patinetes, bicicletas y motos eléctricas, dando respuesta a una necesidad creciente por el auge de la movilidad sostenible y, especialmente, la micromovilidad en las ciudades. En cuanto a su rendimiento, estos paneles requieren una menor radiación solar que los convencionales para producir energía, por lo que pueden llegar a recargar las baterías de quince motos eléctricas en una superficie de apenas siete metros cuadrados.

Estos paneles requieren menos radiación que los convencionales: en 7 metros cuadrados pueden recargar 15 motos eléctricas.

Por otro lado, Solum también ha tenido en cuenta la dificultad de almacenamiento de la energía solar y la dependencia del suministro a la climatología. Para ello, las estaciones se han sobredimensionado y equipado con baterías suficientes como para seguir operando en días nublados. En caso de que esa solución no fuera suficiente, las baterías se pueden reemplazar por otras ya cargadas y, de este modo, no interrumpir el servicio.

Los promotores de la idea, Luis, Antonio y Carlos fueron conscientes del alcance de su invento durante un viaje a la Universidad de Berkeley (California). En esta visita conocieron al ex secretario de energía de la administración Obama, quien les propuso colaborar en un proyecto 100% sostenible de una urbanización. Fue entonces cuando decidieron abandonar sus trabajos en importantes empresas energéticas para centrarse en Solum.

Desde entonces, su plan de expansión no para de crecer tanto en España como en otros países con agendas para el desarrollo de “smartcities” que quieran garantizar el origen renovable de la energía consumida por sus vehículos eléctricos. En el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, en Sevilla, ya se ha habilitado una estación de recarga de patinetes que sirve de referente para otros municipios interesados, como Madrid, Valencia, Bilbao y Barcelona. Telefónica, Naturgy, Puertos del Estado y Grupo CRH son ya clientes de Solum.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos