/on/cuidarme mejor/medio ambiente/cubiertos comestibles
21 DE JUNIO |

Cubiertos comestibles que sustituyen a los de plástico

Estas pajitas y cucharas comestibles son veganas, sin gluten y agradables al paladar.

El material de los cubiertos ha ido evolucionando a lo largo de la historia. No hay más que ir a algún museo de arqueología para ver cómo han ido cambiando estos utensilios. Y en este siglo XXI, en el que empezamos a concienciarnos del deterioro de nuestro planeta y de la necesidad de mantener limpios de plásticos a nuestros océanos, los cubiertos de materiales sostenibles están entrando en escena con gran fuerza. Sobre todo, desde que el 3 de julio de 2021 entrase en vigor la ley que prohíbe el plástico de un solo uso.

La empresa emergente Gloop, nacida en junio de 2020 como proyecto universitario de Marta Maneja y Hernán Hernández, decidió buscar alternativas sostenibles al plástico de un solo uso. Ambos estaban preocupados por el excesivo consumo de este material en el mundo y, durante un viaje a la India, encontraron la respuesta: allí descubrieron los cubiertos comestibles. Y apostaron por una solución sorprendente: cubiertos biodegradables que se pueden comer. 

Los cubiertos comestibles que sustituyen a los de plástico - ÓN

Marta Maneja, cofundadora de Gloop, explica que de momento solo tienen cucharas pequeñas y pajitas. Pero sus productos están suponiendo un gran impacto. De hecho, la idea es tan buena que en marzo de 2021 ganaron el premio Emprendedor Z de ac2ality y TikTok, donde los proyectos más innovadores reciben 10.000 euros para impulsar su idea. Dos meses después lanzaron la campaña de ventas en 15 establecimientos diferentes y reuniones con grandes empresas para posicionarse en el mercado. “El objetivo es darnos a conocer, promover el proyecto y hacerlo con un buen apoyo”, dice Maneja.

Y aunque la respuesta está siendo muy alentadora y positiva -sobre todo en heladerías y restaurantes-, ellos siguen recopilando información de los expertos del sector para mejorar el producto y ajustarse a lo que está demandando el mercado.

Gloop, que actualmente fabrica en el norte de Europa, quiere trasladar la producción a España. A día de hoy, realiza pajitas en cinco sabores: vainilla, chocolate, limón, menta y fresa, que son resistentes y no modifican el sabor de la bebida. Y cucharas con dos gustos: a galleta y a chocolate. La composición completa es: azúcar de caña, harina de arroz, harina de maíz, almidón de maíz, aceite de girasol y sal; más un 29% de avena molida (gluten) o de cacao, según el sabor elegido.

A través de los utensilios comestibles podemos cambiar el consumo de plástico actual y conseguir un mundo con menos residuos. También queremos demostrar que la sostenibilidad puede ser muy divertida.

Marta Maneja y Hernán Hernández, fundadores de Gloop

Maneja y Hernández quieren desarrollar nuevos productos como tenedores, cuchillos, palillos para sushi y, según anuncian, alguna sorpresa más. Sus productos son 100 por 100 compostables y aptos para todos los públicos: son veganos, sin gluten y agradables al paladar, cosa que han tenido muy en cuenta los jóvenes emprendedores, conscientes de que los cubiertos de madera generan a veces rechazo.

En su poco tiempo de vida han sustituido más de 75.000 cubiertos de plástico, y su objetivo es acabar 2022 con más de un millón: “Estamos convencidos de que a través de los utensilios comestibles de Gloop podemos cambiar el consumo de plástico actual y conseguir un mundo con menos residuos. Queremos ser el movimiento que informa, conciencia y lucha contra el plástico y cambiar los hábitos de las empresas que están tomando decisiones sin tener en cuenta el planeta. También queremos demostrar que la sostenibilidad puede ser muy divertida.”, concluyen Hernán y Marta.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos