/on/moverme mejor/viajes/trenes ecologicos
21 DE JULIO |

Trenes de hidrógeno para combatir la contaminación

El proyecto de los trenes de hidrógenos para combatir los problemas medioambientales ya está en marcha. Con este medio de transporte se pretende paliar los efectos de la contaminación.

El tren es el medio de transporte menos contaminante. Según la Asociación Ferroviaria Española, representa un 0,7% de las emisiones totales de CO2, un pequeño porcentaje ligado al 9% de la demanda de movilidad. Poniendo un símil, un tren de ocho vagones equivale al aforo de 15 autobuses y de 250 a 1.000 coches. A medida que aumentan los ocupantes de un vehículo, las emisiones totales en CO2 del medio de transporte se incrementan, pero las emisiones por pasajero disminuyen. Y es ahí donde el tren no parece tener rival.

A pesar de eso, la carrera por lograr trenes lo más ecológicos posible, está más activa que nunca. Y ha sido Alstom, uno de los principales fabricantes de vehículos ferroviarios en Europa, el que ha producido estos dos primeros convoyes de pasajeros dotados de una pila que transforma el hidrógeno y oxígeno en electricidad y que han estado durante 530 días recorriendo un total de 180.000 kilómetros entre las ciudades alemanas de Cuxhaven, Bremerhaven, Bremervörde y Buxtehude, ubicadas en el estado federal Baja Sajonia.

Trenes ecológicos- ÓN

Cada uno de los dos trenes, modelos Coradia iLint de la empresa francesa Alstom, tiene una autonomía de 1.000 kilómetros y alcanza los 140 kilómetros por hora. “Nuestros dos Coradia iLint han demostrado durante el último año y medio que la tecnología de celdas de combustible se puede utilizar con éxito en el servicio diario de pasajeros. Esto nos convierte en una fuerza impulsora importante en el camino hacia una movilidad sostenible y libre de emisiones en el transporte ferroviario. Además, el tren de hidrógeno tiene un nivel de ruido muy bajo y está libre de emisiones, algo fundamental en tiempos de cambio climático”, comenta Jörg Nikutta, Director Gerente para Alemania y Austria de Alstom Transport Deutschland GmbH.

Tras el periodo de pruebas, se inicia ahora una nueva fase del proyecto que terminará en 2022 con la incorporación de 14 trenes de hidrógeno Coradia iLint que sustituirán a los actuales propulsados con diésel, que tardan en recargarse solo10 minutos, y la pila donde se produce la mezcla dura de 10 a 12 años.

Los Coradia iLint han demostrado durante el último año y medio que la tecnología de celdas de combustible se puede utilizar con éxito en el servicio diario de pasajeros.

Jörg Nikutta, Director Gerente para Alemania y Austria de Alstom Transport Deutschland GmbH

LNVG ha sido la primera compañía de transporte público en creer en el hidrógeno, invirtiendo en él con el pedido de 14 trenes Coradia iLint y treinta años de mantenimiento y suministro de energía. Contribuyendo así a la implementación de soluciones de movilidad sostenible, innovadora y ecológica, especialmente en las zonas rurales del estado de Baja Sajonia. La compañía de gas e ingeniería Linde, por su parte, instalará y operará una estación de repostaje de hidrógeno cerca de la estación de Bremervörde.

El ministro de Economía y Transporte de Baja Sajonia, Bernd Althusmann, por su parte, ha declarado que este proyecto es un buque insignia para la movilidad del futuro: “Es de gran importancia para la política industrial que va mucho más allá de Alemania. Aquí, estamos presenciando el primer producto competitivo de la movilidad del hidrógeno a nivel industrial. Alstom ha hecho historia del hidrógeno aquí”.

El Coradia iLint acaba además de traspasar fronteras ya que el pasado mes de junio, Alstom ha firmado un acuerdo de cinco años con Snam, una de las compañías de infraestructura energética líderes en el mundo, para el desarrollo de trenes de hidrógeno en Italia.

Como parte del acuerdo, Alstom fabricará y mantendrá estos trenes de hidrógeno para pasajeros, libres de emisiones, silenciosos y que emiten solo vapor de agua y agua de condensación, mientras que Snam desarrollará las infraestructuras para la producción, el transporte y el reabastecimiento de combustible.

Los trenes de hidrógeno no vienen a sustituir a los eléctricos ya que éstos, a pesar de necesitar una gran red de almacenamiento y cableado para funcionar y requerir de la energía creada en centrales eléctricas, generan también una baja huella de carbono. Y además presentan también novedades interesantes, como es el caso de Eva, un Smart train y a la vez low cost, de la compañía española Renfe.

Los trenes de hidrógeno servirán para reemplazar a los que funcionan con diésel o incluso a los pocos que quedan ya de carbón. Y esto se conseguirá con muy baja inversión en infraestructura.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos