/on/salud/tiritas evolucion
26 DE ABRIL |

De tirita tradicional a tirita inteligente

Conoce la nueva tirita inteligente en el Blog ÓN.

Si hay algo que nunca suele faltar en nuestro botiquín personal son las tiritas. Durante siglos, este elemento tan básico nos ha protegido heridas y prevenido de infecciones desde pequeños.

En la antigüedad, los egipcios utilizaban productos como la miel para proteger estas pequeñas lesiones, Hipócrates, figura destaca de la medicina en la antigüedad, las lavaba con vinagre y en Roma las cubrían con plomo, plata y especias. No fue hasta 1920, cuando Earle Dickson, un comercial de una farmacéutica, registró este invento. Este año, su historia ha añadió un nuevo hito con la creación de las tiritas inteligentes.

La tirita inteligente sana las lesiones en menos de tres días- ÓN

La Universidad de Wisconsin (EE UU) ha presentado un prototipo de este elemento tan notorio. Una nueva tirita inteligente elaborada con nanogeneradores que podría revolucionar la historia de los productos farmacéuticos. Su aspecto no es muy distinto a la banda flexible con una gasa y adhesivo que ya conocemos, pero su tecnología sí, dado que permite que la energía aplicada a la herida la cierre aún más rápido.

Esta nueva banda contiene unos electrodos conectados a unos nanogeneradores que se colocan alrededor del pecho del paciente. Una vez situada en el tórax de la persona, la tirita recolectará una gran cantidad de energía producida por la respiración y, a su vez, se irradiará a la zona afectada. Gracias a este proceso, la tirita inteligente permitirá sanar las lesiones en menos de tres días.

“Funciona de forma similar a como el cuerpo genera un campo magnético.”

Xudong Wang, miembro del equipo de la Universidad de Wisconsin

Aunque este “dispositivo” tecnológico sigue en versión beta, muy pronto podremos conocer y utilizar la última versión. Para verificar su eficacia, ha sido testada en ratones heridos. El experimento consistió en dividir dos grupos de roedores. En uno de ellos se empleaba la tirita convencional y, con el otro, la tirita inteligente. Los resultados mostraron que el tiempo de curación se reducía considerablemente (más de lo que se esperaba) con la nueva versión de este apósito adhesivo.

No obstante, los investigadores aún están a la espera de ensayarlo con seres humanos. En el caso de su aprobación, podrán comercializarse en las farmacias. Eso sí, su precio será el mismo que el de cualquier tirita tradicional.

Hace casi un siglo que Dickson tuvo está idea y, a lo largo de la historia, los científicos han estado estudiando está técnica para perfeccionarla. Po fin, la metodología empleada durante años ha dado sus frutos. Muy pronto, no solo podrás encontrar tiritas de dibujos, trasparentes o resistentes al agua, sino también inteligentes.

Patricia Moya

Patricia Moya Manzano

Content Junior