/on/salud/tecnologia deteccion melanoma
23 DE MAYO |

La tecnología del espacio que ayuda a detectar los melanomas

Solo necesitarás un smartphone y una App para examinar tus lunares.

Cada año de diagnostican en nuestro país más de 6.000 casos de melanoma y, a pesar de ser el tumor menos frecuente, es muy agresivo y ocasiona la muerte de 55.000 personas al año en el mundo. La buena noticia es que, si se detecta de forma temprana, el pronóstico puede ser más favorecedor. Y en este sentido, el proyecto DALEM, puesto en marcha por la multinacional tecnológica GMV y la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz de Madrid (FIBHULP), va a suponer un gran avance para lograr que las cifras del cáncer de piel disminuyan.

Muchos estudios muestran que la mejor manera de facilitar el diagnóstico precoz del melanoma y reducir la mortalidad por esta causa es la autoexploración. Pero ésta se complica si el número de lesiones aumenta. De ahí que, si ese autoexamen se hace con el propio teléfono móvil, será más sencillo y, por tanto, aumentará el número de pacientes dispuestos a hacerse un seguimiento continuo. De hecho, un smartphone de Xiaomi ya se usa en un estudio para detectar el cáncer de piel.

Así es como la tecnología detecta precozmente los melanomas - ÓN

Ahora, GMV y el Hospital Universitario La Paz han desarrollado una aplicación móvil con tecnología espacial que permite autoexaminar lesiones cutáneas en casa e identificar de forma precoz la presencia de melanomas. El proyecto DALEM responde al objetivo de la Agencia Espacial Europea (ESA) de aumentar el retorno de las inversiones en las tecnologías espaciales. Para este proyecto se utilizan los algoritmos de navegación y aterrizaje preciso de los “rovers” espaciales de la empresa GMV, que permiten identificar cráteres y otras características orográficas fuera de nuestro planeta. Trasladada a la App, esta tecnología permite rastrear las pecas y registrar su evolución y ritmo de cambio de cada una de ellas. Por su parte, el Servicio de Radiología de Emergencia del hospital Universitario La Paz de Madrid tiene una gran experiencia en exploraciones guiadas basadas en imágenes, y esto ayudará mucho al equipo de software e inteligencia artificial a lograr resultados clínicos relevantes. 

El hecho de que las cámaras de los teléfonos móviles tengan en la actualidad suficiente resolución y calidad como para registrar un mapa cutáneo a base de imágenes sirve de gran ayuda al proyecto DALEM. De esta manera, se podrán identificar y rastrear lesiones pigmentadas. Y con una aplicación, cualquier persona sin conocimientos clínicos ni dispositivos especiales podrá localizar y registrar la evolución de sus lunares. Asimismo, se podrá obtener un historial de imágenes que el especialista podrá revisar en el momento de un chequeo médico. Por tanto, un cribado adecuado como medida de prevención en personas especialmente susceptibles de desarrollar un melanoma, ayudaría al diagnóstico precoz.

Ninguna de las aplicaciones disponibles actualmente en el mercado proporciona medios para detectar nuevos lunares ni cambios en los existentes a lo largo del tiempo.

Carlos Illana, responsable de producto de Secure e-Solutions de GMV, ha asegurado que: “Esta nueva forma de interacción entre pacientes y dermatólogos mejorará el actual procedimiento de seguimiento, que solo se logra en consulta, y que a partir de ahora puede integrarse en la rutina diaria de los pacientes”. Y algunos doctores especialistas en dermatología médico-quirúrgica y venereología del Hospital Universitario La Paz, que participan en el proyecto, han avalado los beneficios que puede implicar DALEM en el cáncer cutáneo. “Ninguna de las aplicaciones disponibles actualmente en el mercado proporciona medios para detectar nuevos lunares ni cambios en los existentes a lo largo del tiempo. Es necesario por tanto una forma segura y automática de discriminar si hay cambios o no en la piel antes de la próxima cita de seguimiento”, han señalado.

No obstante, conviene recordar que la exposición a la radiación ultravioleta es el principal factor de riesgo del cáncer de piel, por lo que reducir esta exposición es clave para evitar posibles tumores o lesiones de nuestra piel en un futuro. El uso de cremas solares con factor de protección acorde al tipo de piel que corresponda, utilizar sombreros, gafas de sol y ropa adecuada, evitar tomar el sol en las horas de mayor radiación (entre las 12:00 h y las 16:00 h), contribuirá a reducir el riesgo de aparición del cáncer de piel.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos