/on/salud/deporte/indestructible shoes
09 DE SEPTIEMBRE |

Indestructible Shoes, la zapatilla que no se puede destruir

Indestructible Shoes son una zapatillas elegantes, ligeras, duraderas e ¡indestructibles! Una nueva forma de llevar calzado deportivo.

Las zapatillas deportivas son un fondo de armario. De hecho, resulta prácticamente imposible encontrar a algún español que no posea al menos un par de las denominadas sneakers. Pero, que éstas sean indestructibles y a prueba de cualquier “agresión” exterior ya no es tan común. Las Indestructibles Shoes, de la firma Rider Green, están arrasando en todos los “terrenos” por su durabilidad.

Niños, adolescentes, hombres, mujeres... usan calzado deportivo como complemento fundamental para sus outfits de diario. De hecho, la estadística confirma que es un mercado en continuo crecimiento y que supera, en volumen, a otros segmentos relacionados con la ropa deportiva y equipamiento. Estas zapatillas todoterreno y “a prueba de bomba”, no están solas en el mundo del sportwear. Las hay, menos resistentes pero más inteligentes para aquellos que necesiten monitorizar su entrenamiento, con chips invisibles que vigilan la salud, ligadas a App que detectan la calidad de la pisada, el gasto calórico, … Todo esto hace que el valor previsto de esta industria a nivel mundial y para 2020 sea de 86.000 millones de dólares.

Que el calzado deportivo sea una tendencia en alza a nivel mundial, coloca a las Indestructibles Shoes en posición ganadora. Son elegantes, ligeras y las más duraderas del mercado. Es como llevar una armadura en los pies, pero sin renunciar a la comodidad y al diseño.

Indestructibles Shoes tienen las suelas hechas de un material de grado militar- ÓN

En su composición está el misterio y la clave de su éxito: el kevlar. Un plástico liviano, pero altamente resistente, que aporta la máxima durabilidad. Inventado por la química estadounidense Stepahanie Kwolek a comienzo de los 60 y en exclusiva para la empresa DuPont, este polímero sintético es capaz de detener cuchillos y balas; de ahí que se use también como componente en los chalecos antibalas. Tiene una resistencia a la tracción ocho veces mayor que la del alambre de acero. A diferencia de lo que le pasa a la mayoría de los plásticos, no se derrite (se descompone solo a unos 450ºC). También soporta el frío hasta los -196ºC; y resiste el ataque de muchos productos químicos. Y llevan una malla transpirable que ayuda a enfriar los pies, evitando el sudor y el olor, fundamental en unas buenas zapatillas deportivas.

Además del Kevlar, las Indestructibles Shoes tienen las suelas hechas de un material de grado militar extremadamente flexible y capaz de distribuir el peso del cuerpo por todo el pie. Esta es la parte que, según los expertos, determina el valor de una buena zapatilla. El atleta y probador de zapatillas Jonatan Simon, apunta en Foroatletismo que el desgaste excesivo de la suela hace que la zapatilla no amortigüe como al principio, son menos esponjosas y aparecen ruidos al correr. Suelen inclinarse también en superficies lisas. Estos signos demuestran que el chasis está vencido y es hora de cambiarlas para evitar problemas en los tendones y en la musculatura.

Además del material de grado militar, sus suelas cuentan también con tecnología antideslizante, de absorción de impactos y aislamiento de descargas eléctricas. De modo que los pies siempre estarán protegidos. Llevan refuerzo de acero en la puntera, pero no son nada pesadas: solo pesan 400 gr. 

Aunque las Indestructibles Shoes no se fabrican para niños, el tallaje comienza en el número 35 y, de cara a la comodidad, vienen sin cordones. Esta línea de deportivas de Ryder Green, se vende por 79 dólares el par y se puede elegir entre los colores negro, gris y rosa. Uno o dos pares, para cumplir con “nuestra salud” y tener zapatillas para rato.

Tiene una resistencia a la tracción ocho veces mayor que la del alambre de acero.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos