/on/vivir mejor/ocio cultura/realidad virtual hiperrealidad
13 DE ENERO |

Más allá de la realidad virtual: la hiperrealidad

El primer vehículo 100% eléctrico de Audi ya está en el mercado: el Audi e-tron. La compañía alemana ha hecho gala de su nuevo vehículo a través de la hiperrealidad.

AUDI ha usado la hiperrealidad para presentar su primer coche eléctrico 100%: el Audi e-tron. Ha tardado en llegar, pero ha logrado convencer, a través de un juego virtual, a los usuarios de que se trata de una gran opción para el futuro de la conducción.

La marca alemana equipara la irrupción de este SUV eléctrico con la innovación que supuso la tracción quattro en su historia, cambiando para siempre lo que fue Audi para convertirlo en lo que es ahora. Y, ahora, le ha llegado el turno al Audi e-tron a España y, como no es como otros vehículos, se merece algo más que una visita al concesionario estático para valorarlo.

Audi e-tron, el primer vehículo 100% eléctrico dotado de hiperrealidad- ÓN

Por eso, la filial española de la firma alemana, ha utilizado el entretenimiento para evaluar las nuevas tecnologías, ya sea en materiales o combustibles o en conectividad y dispositivos periféricos como en el caso de los videojuegos y ha creado el “The e-tron room: the Future Paradoxuna experiencia de videojuego para viajar en el tiempo. Todo parece tan real y las sensaciones son tan fuertes que llegas a creer que estás viajando en el tiempo y que realmente estás en esos escenarios que no son más que recreaciones virtuales.

El objetivo no ha sido otro que mostrar los beneficios del primer modelo completamente eléctrico de Audi, el e-tron, un SUV de casi cinco metros de largo con una autonomía de 400 kilómetros y completamente libre de emisiones. La Realidad Virtual no es más que una excusa para experimentar con las futuras tecnologías que llegarán al consumidor. Un ejemplo de ello es que el modelo e-tron de Audi ha reemplazado sus espejos retrovisores por cámaras. La imagen que captan éstas se proyectan en los laterales interiores del coche, evitando que el conductor tenga que girar tanto la cabeza y proporcionando una imagen más nítida, independientemente de la lluvia o cristales empañados.

Audi define esta acción de marketing para llamar la atención como “una nueva forma de viajar que te hará llegar muy lejos”. Su éxito de afluencia en Madrid el pasado mes de noviembre ya fue notorio y ahora le toca a Barcelona impresionar al personal con la realidad virtual. La cita será entre el 27 de enero y el 16 de febrero en el Carrer Aragó, 425 y el proceso de registro es el mismo: reservar una plaza a través de la web www.etronroom.com donde hay que cumplimentar un formulario e ir interactuando con las redes sociales de la marca para obtener plazas en las diferentes sesiones.

AUDI ha utilizado la hiperrealidad para presentar su primer coche eléctrico 100%: el Audi e-tron.

En The e-tron room se combinan realidad virtual, videojuegos, 36 cámaras, 28 sensores y un espacio de unos 100 metros cuadrados. Los jugadores, hasta 4 por partida, ingresan en la sala donde se le colocan las gafas de Realidad Virtual con auriculares integrados para iniciar la aventura, una mochila con un ordenador (que permitirá que el jugador se desplace por la zona de juego) y sensores en tobillos y muñecas. A continuación, reciben un briefing inquietante en un entorno oscuro y lleno de humo que hace entrar en la experiencia. Una vez el usuario pasa a la sala, comienza “el viaje” y se transforma en un avatar a escala 1:1 que genera una inmersión corporal total, gracias a un algoritmo que interpreta el movimiento en tiempo real y sigue fielmente cada uno de los movimientos.

Comienza a continuación un viaje en el tiempo desde miles de años atrás hasta el futuro, pasando por la Biblioteca de Alejandría o la Nueva York del siglo XIX, para lograr reparar los sistemas de energía de una nave. A través de diferentes escenarios recreados gracias a un sistema que captura el movimiento, formado por las cámaras y los sensores que permiten traducir al mundo virtual la actividad de los jugadores y las posiciones de distintos objetos de la sala.

Los jugadores no solo se mueven por la zona de juego, sino que interactúan con objetos, levantándolos, desplazándolos o cambiándolos de lugar. Obviamente la experiencia es muy diferente a la inmovilidad que experimentamos cuando solo usamos gafas de RV. Tienen que ir superando distintos escenarios y, en caso de necesitar ayuda, un robot virtual les va dando las pistas que les llevarán al siguiente escenario en un viaje en el tiempo en el que las sensaciones son tan fuertes que realmente se llega a creer viajar en el tiempo.

La aventura termina pasados 45 minutos con la aparición ante nosotros de forma virtual del Audi e-tron, que se convierte en un coche real cuando te quitas las gafas de realidad virtual y lo ves ante ti con tus propios ojos.

En un futuro, esta tecnología que hoy se explora como un juego, permitirá proyectar información en el salpicadero del vehículo, agregar datos al cristal o la luneta o proyectar, en las ventanillas de los pasajeros, una película sobre el paisaje que estamos recorriendo. Si ya creíamos haber visto demasiado con la tecnología brain to vehicle (B2V) de Nissan capaz de leer la mente de los conductores o el sistema HUD para traer la realidad aumentada hasta nuestros parabrisas, este avance, presentado como un juego, nos hará dudar sobre si vivimos la realidad real o la virtual.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos