/on/moverme mejor/movilidad sostenible/smart eye seguimiento ojos
16 DE JULIO |

Sistema de Seguimiento de los Ojos Smart Eye para la Conducción

La tecnología del sistema Smart Eye permite evitar accidentes gracias al seguimiento de los ojos durante la conducción.

El desarrollo tecnológico que sufre el sector del automóvil tiene como uno de sus principales puntos de trabajo el desarrollo de medidas de seguridad para evitar accidentes al volante y, dentro de esta categoría, lo fundamental es el trabajo para solventar la somnolencia al volante. Los últimos en intentar aplacar este problema son Smart Eye, una empresa sueca que basa su solución en la tecnología DMS (Document management System). 

El sistema de seguimiento de los ojos consiste en realizar una monitorización constante de la cara del conductor que sigue su punto de vista de forma constante y se asegura de que el enfoque permanezca en la carretera. La finalidad es conseguir la máxima seguridad y ayudar a proteger a los conductores, pasajeros, usuarios de las carreteras y peatones.

Esta tecnología está desarrollada en base a la directiva desarrollada por UE que, a partir de 2022 obligará a las marcas de vehículos a cumplir una serie de requerimientos relativos a la velocidad inteligente y sistemas de frenado de emergencia.

Smart Eye evita accidentes de tráfico- ÓN

La gran aportación de Smart Eye es que se trata de una tecnología independiente de una marca concreta, por lo que podrá incorporarse en cualquier solución de tal forma que permite analizar y comprender le comportamiento humano y cómo se interactúa, abriendo las puertas incluso al desarrollo de manos libres e interacción con el sistema. 

Para Smart Eye, la luz verde del Parlamento de la UE es positiva, ya que podría aumentar aún más la velocidad de implementación de la tecnología DMS en el mercado europeo y, al final, salvar más vidas. Las nuevas reglas tienen como objetivo adaptarse a las nuevas causas de distracción para los conductores, especialmente el uso de dispositivos electrónicos. Y también es una forma de ayudar a los conductores a acostumbrarse a las tecnologías autónomas en los vehículos.

Esta iniciativa también aumenta la velocidad de la implementación de sistemas de monitoreo de controladores en el mercado europeo, y probablemente también en otros mercados.

Martin Krantz, CEO de Smart Eye

Las principales ventajas de Smart Eye aplicadas a la conducción son:

· Reconocimiento de alta precisión: todas las caras, incluso con gafas de sol.

· Autentificación de identidad del usuario.

· Sistema de advertencia mejorado: alerta sobre somnolencia, bostezos y                       distracciones.

· Enfoque hacia delante.

· Comportamiento peligroso.

Martin Krantz, CEO de Smart Eye asegura que: “En primer lugar, vemos esto como muy positivo. Potencialmente significa que se pueden salvar muchas vidas gracias a la legislación de la UE. Esta iniciativa también aumenta la velocidad de la implementación de sistemas de monitoreo de controladores en el mercado europeo, y probablemente también en otros mercados”.

BMW serie 3 y BMW Z4 son dos de los 43 diseños que actualmente poseen Smart Eye (las series BMW X3, BMW X4, BMW X5 y BMW 8 también incluyen la tecnología Smart Eye). Y la empresa sueca se siente orgullosa de ello. La solución de Smart Eye, se une a la presentada hace unos meses por Subaru, que incorporará el reconocimiento facial en su modelo Forrester, llamado Brain to Vehicle, o que Volvo también tienen previsto su propio sistema de seguridad vial activa para 2020.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos