/on/cuidarme mejor/medio ambiente/inteligencia artificial para luchar contra incendios
28 DE MAYO |

La tecnología al servicio de la prevención y extinción de incendios

Ernst&Young ha lanzado un reto para descubrir, prever y anticiparse a los incendios forestales mediante Inteligencia Artificial.

La tecnología y la Inteligencia Artificial pueden ser grandes aliadas a la hora de luchar contra los incendios. Así lo cree la multinacional británica EY, que ha lanzado un reto para descubrir, prever y anticiparse a los incendios forestales que se producen en el planeta y ofrecer soluciones.

Si tenemos en cuenta que los bosques cubren casi 1/3 de la tierra a nivel mundial o, dicho de otra forma, que hay 0,52 hectáreas de bosque por cada persona en el planeta, no es de extrañar que su protección se haya convertido en el asunto a resolver este año por  Ernst&Young (EY).

Comprometida con el uso de la tecnología para abordar algunos de los problemas ambientales y cambio climático más grandes del mundo, la compañía inglesa ha desafiado este año a estudiantes universitarios y científicos con menos de dos años de experiencia profesional con el Better Working World Data Challenge. El objetivo es poner a prueba sus habilidades y que demuestren cómo el poder de los datos y la inteligencia artificial (IA) pueden lograr una mejor gestión de los incendios forestales.

La tecnología en la lucha contra los incendios – ÓN

El desafío consta de dos partes: en la primera, los participantes deben detectar incendios a través de las imágenes que envían los satélites. El segundo desafío, en el que participarán solo aquellos que hayan superado el primero, va más allá y plantea anticiparse y poder prever la evolución de los fuegos. Se trata, en definitiva, de intentar construir un modelo automatizado de detección y predicción de incendios forestales que ayude a la gestión de éstos y a reducir su impacto lo máximo posible.

Ambos desafíos están pensados para ayudar a optimizar el proceso de mapeo de incendios para las autoridades forestales. Utilizando inteligencia artificial y herramientas analíticas avanzadas, la tarea es representar cartográficamente la ubicación de los incendios ateniéndose a la observación de los datos proporcionados.

Los premios, que se anunciarán en julio de este año, son dobles: 6.000 y 3.000 dólares en metálico para los ganadores del primer reto y 10.000 y 5.000 dólares para los del segundo. El reto del año pasado contó con más 4.500 participantes de todo el mundo y las inscripciones están abiertas hasta el 15 de junio de 2021. Los finalistas también deberán asistir a la ceremonia virtual de entrega de premios mundiales en la primera mitad de julio de 2021.

El desafío trata de construir un modelo automatizado de detección y predicción de incendios forestales que ayude a su gestión y a la reducción de su impacto.

En 2020, a pesar de que se redujo el total de superficie quemada en nuestro país, fueron casi 63.000 hectáreas de vegetación las que se vieron afectadas por el fuego. Los dos incendios más grandes el año pasado, en Huelva y Cáceres, quemaron la cuarta parte del total de hectáreas quemadas hasta ese momento en nuestro país, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

El problema de los incendios es de alcance global. De hecho, también en 2020 fueron devastadores los registrados en California, Australia y Canadá. Y es que el aumento de las temperaturas por el cambio climático favorece la proliferación de incendios y suponen un alto coste en vidas humanas, flora, fauna y daños económicos, entre otros. Se necesitan soluciones, y la IA, usada también por Google para detectar cambios climatológicos como la predicción inmediata de lluvias, puede sernos de gran ayuda en este reto planteado por EY.

En esta iniciativa participan, junto con EY, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), aportando las imágenes de los satélites, y Microsoft, que facilita la plataforma Azure para el desarrollo de algoritmos.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos