/on/cuidarme mejor/estilo vida/nuro r1 vehiculo reparto autonomo
14 DE AGOSTO |

Nuro R1, el primer vehículo comercial de reparto autónomo

Nuro R1 es el primer vehículo autónomo pensado únicamente para realizar tareas de reparto a domicilio.

El continuo desarrollo de la robótica, la inteligencia artificial y los ordenadores de alto rendimiento han acelerado el futuro del mundo del automóvil; de forma que los fantasiosos coches que veíamos en las películas de ciencia ficción y que se conducían solos, están cada vez más cerca de ocupar nuestras carreteras.

Son muchas las compañías (General Motors, Google, Mercedes-Benz) que quieren ganar la carrera de los coches autónomos, pero una de ellas, la startup Nuro, ha sido la pionera en inventar el primer vehículo sin conductor dedicado al reparto de mercancías pequeñas. Sus creadores son Dave Ferguson y Jiajun Zhu, dos ex ingenieros de Google que, gracias a un avanzado software, han logrado que los pedidos de la cadena de supermercados Fry´s Food, en Phoenix (EE. UU), se repartan eficazmente sin ningún tipo de intervención humana.

 

Nuro R1, el primer vehículo comercial de reparto autónomo - ÓN

El diseño del Nuro R1 resulta muy llamativo por lo poco atractivo que es. Por fuera es la mitad de ancho que un coche convencional con el fin de que pueda circular cómodamente por calles y carreteras menos amplias y concurridas que las autopistas y avenidas. Sin embargo, aunque su diseño es poco estético, es un vehículo muy práctico.

Este vehículo tan innovador se le ha llegado a comparar con el Firefly de Google, desaparecido en junio de 2017, y que sirvió de antesala para el actual Waymo, pero Ferguson y Zhu consideran que se trata de conceptos distintos. De hecho, ellos han decidido prescindir de elementos típicos de los coches convencionales como ventanas y puertas y apostar más por su funcionalidad.

Un vehículo autónomo, muy sencillo de usar, diseñado para realizar sus recados a una velocidad de hasta 40 km/hora y, al ser eléctrico, resulta eficiente, ahorra costes logísticos y ayuda a la conservación del entorno.

Dave Ferguson y ex ingenieros de Google y creador de NURO R1

Han logrado que su espacio interior sea muy aprovechable y flexible gracias a los cuatro compartimentos separados de los que dispone. De este modo, se pueden realizar varias entregas de pedidos en un solo viaje.  Y el hecho de ser autónomo hace que se recupere también el espacio para el conductor.

Una de las mejores cualidades del R1 es su facilidad de uso. Los clientes de la tienda pueden hacer su pedido desde el móvil u ordenador y un SMS les avisará cuando los productos que han comprado vayan de camino. Un segundo aviso les anunciará que el R 1 está ya en su puerta y, en ese momento, se les envía un código que tendrán que utilizar para poder abrir las puertas del vehículo de reparto y, así, recoger su mercancía. La tarifa aproximada que pagarán por el servicio es de 5,22 euros.

Hasta dar con el Nuro R1, los dos ex trabajadores de Silicon Valley han necesitado de 18 meses de pruebas. Ante este arduo proceso, declaran estar muy orgullosos con el resultado: “Un vehículo autónomo, muy sencillo de usar, diseñado para realizar sus recados a una velocidad de hasta 40 km/hora y, al ser eléctrico, resulta eficiente, ahorra costes logísticos y ayuda a la conservación del entorno”, aseguraba Ferguson.

Según la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE, por sus siglas en inglés), creada en 1905 con el fin de desarrollar estándares para todo tipo de vehículos para beneficio de la sociedad, las tecnologías van desde el Nivel 0 -donde ningún ordenador de abordo controla nada-  hasta el nivel 5 -donde no se requiere control humano-, permitiéndote ver el abanico de innovaciones necesarias para lograr la completa conducción autómata. En este se Nivel 5 está Nuro R1, pero limitado, al menos de momento, al reparto de mercancías. Según los expertos, habrá que esperar entre 4 o 5 años para que la actualización de software en los coches, con conductor, los lleve a alcanzar el Nivel 5.

Baidu o Microsoft, por su parte, ya están realizando investigaciones en esta clase de vehículos. Y Waymo, el coche autónomo de Google, está absolutamente concentrado en el nivel 5. Asociado a Jaguar, están desarrollando el primer Jaguar I-Pace autónomo del mundo y también se prepara para estrenar este año, en varias ciudades de EE. UU, su servicio comercial de taxis autónomos. Ya cuenta con 600 vehículos y subirá hasta 80.000.  Un dato que inquieta al sector del taxi que ve un peligro real para su sector.

La Unión Europea asegura que en el 95% de los accidentes de tránsito está involucrado el error humano. De ahí que se vea al coche autónomo, como un aliado de la seguridad vial (incrementa la eficiencia global de la circulación, racionaliza el consumo del combustible, ayuda al conductor a evitar accidentes, proporciona al conductor información en tiempo real sobre la red viaria y permite a sus usuarios optimizar sus desplazamientos). En paralelo, el Parlamento Europeo, tiene prevista la aprobación de un equipamiento interior de los coches con sistemas de seguridad de última generación a partir de 2022 para velar por la seguridad de los conductores.

Y, por otro lado, se calcula que los beneficios que reportará el mercado de los vehículos autónomos a la industria europea del automóvil en el 2025 sea de 620.000 millones de euros. Sobre los desafíos a los que se enfrentan los vehículos sin conductor en la UE, han elaborado su propio decálogo sobre cuestiones éticas, responsabilidad, etc.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos