/on/vivir mejor/vida profesional/internet of behaviour
21 DE DICIEMBRE |

Internet of Behaviour, la evolución natural del IoT

IoB añade el análisis del comportamiento para comprender patrones en la experiencia del usuario.

En qué gastamos nuestro dinero, cómo compramos, lo que nos gusta… las empresas lo saben mejor que nosotros mismos. Todo gracias al Internet de las Cosas (IoT) que ahora adquiere todavía con más precisión con el denominado Internet del Comportamiento (IoB).

El Internet del Comportamiento (en inglés Internet of Behaviour) es una extensión del Internet de las Cosas (Internet of Things). Mientras el IoT funciona con datos, información y conectividad de diferentes dispositivos entre sí, IoB trabaja con estos mismos parámetros, pero, y ahí la novedad, añade comportamientos del usuario, para comprender patrones e impresiones que determinan la experiencia del usuario.

Internet of Behaviour- Blog Mutua

Con la ayuda de este nuevo Internet conductual, las empresas tienen una poderosa herramienta para optimizar sus beneficios. Al usar los datos de comportamiento en tiempo real se pueden crear estrategias influyentes hacia la compra de productos o servicios y realizar mejoras en la oferta de los consumidores.

Para entenderlo mejor, se usa el ejemplo de la empresa Uber. Con su aplicación IoT se rastrea conductores y pasajeros y al final de cada viaje, se realiza una encuesta para evaluar la experiencia del pasajero. Si se aplica IoB en lugar de IoT, se puede ir más allá, recopilando los datos sin tener que evaluar la experiencia a través de la encuesta. Es posible rastrear el comportamiento del conductor y luego interpretar la experiencia del pasajero, para trabajar automáticamente en la retroalimentación.

IoB analiza decisiones, emociones, vínculos humanos, todos los aspectos que marcan quiénes somos como individuos a nivel conductual.

Es evidente que muchos de los datos recopilados por las empresas provienen de la información que el propio consumidor proporciona al interactuar con una aplicación vinculada a la empresa. Otros proceden de la información recopilada de las mismas interacciones de los consumidores con dispositivos inteligentes, especialmente los teléfonos móviles. Todo esto hace que los movimientos del usuario y su geolocalización en tiempo real se puedan rastrear muy fácilmente. También, con la domótica cada vez más instalada en nuestros hogares y la vinculación de nuestros dispositivos inteligentes como ordenadores, cámaras de seguridad, asistentes de voz, etc., se producen datos muy interesantes sobre lo que compramos, cómo compramos, en qué gastamos nuestro dinero, lo qué nos gusta y lo qué no.

Esto demuestra que IoB tiene el poder de vincular a las personas con sus acciones, con una combinación de ciencia del comportamiento, análisis de datos y tecnología. Analiza decisiones, emociones, vínculos humanos, todos los aspectos que marcan quiénes somos como individuos a nivel conductual.

Como cualquier otra nueva tecnología, IoB tiene sus pros y sus contras, pero lo que es indiscutible es que tiene un gran poder para simplificar la vida de los consumidores, por ejemplo, reemplazando múltiples encuestas de clientes; de las empresas, analizando por ejemplo los hábitos de compra de los clientes en todas las plataformas o probando la efectividad de campañas comerciales y, por último, también puede resultar útil a los gobiernos para mejorar los servicios a los ciudadanos como por ejemplo personalizando los programas de apoyo y los nuevos contenidos relacionados con las leyes.

Está previsto que para 2023, el 40% de la actividad individual de la población mundial será rastreada digitalmente para influir en su comportamiento. Esto implica actuar sobre casi 3 mil millones de personas. Lograr un equilibrio entre las ofertas personalizadas y la intrusión será fundamental para evitar reacciones adversas de los consumidores. De esta forma, los consumidores tienen derecho a su privacidad digital y cualquier empresa que adopte un enfoque de IoB en sus estrategias debe disponer de una ciberseguridad sólida para proteger todos esos datos confidenciales y ofrecer confianza y seguridad a sus usuarios.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos