/on/moverme mejor/seguridad vial/radar vehiculos contaminantes
08 DE JULIO |

Madrid tiene un radar que detecta los vehículos más contaminantes

Un radar calcula el nivel de emisiones contaminantes de los vehículos en su acceso a Madrid Central desde el Paseo de Recoletos.

El Ayuntamiento de Madrid dispone de un radar que, además de medir la velocidad y aceleración de los vehículos, permite calcular su nivel de emisiones contaminantes. Se encuentra instalado desde hace más de un mes en la entrada a Madrid Central por el Paseo de Recoletos, más concretamente en la calle Prim. Está previsto que cambie de ubicación en lo que resta de año antes de implantar este nuevo sistema en 2022. Por el momento, se estudian cuatro posibles emplazamientos.

Según ha explicado en la presentación de la prueba piloto Ángel Niño, delegado de Innovación y Emprendimiento del consistorio, se trata del “primer sistema de teledetección en tiempo real de partículas contaminantes con tecnología 100% española”. El dispositivo consiste en una cabina similar a la de un radar convencional, que calcula de manera masiva y a distancia las emisiones de cada vehículo en circulación. Mediante un haz de luz infrarrojo y ultravioleta que cruza la calzada, este radar identifica también las matrículas de los vehículos permitiendo así cotejar los datos de su ficha técnica con las bases de datos del Ayuntamiento y la Dirección General de Tráfico. Con esa información, los propietarios de los vehículos más contaminantes podrán ser requeridos para pasar una ITV extraordinaria a fin de realizar los ajustes necesarios.

Madrid tiene un radar que detecta los vehículos más contaminantes - ÓN

A pocos metros del radar hay también instalado un panel que informa a los conductores sobre el poder contaminante bajo, medio o alto del automóvil en el que circulan. Se está barajando por parte del Ayuntamiento la posibilidad de enviar dicha información al domicilio de los interesados “para que tengan conocimiento fehaciente del nivel de emisiones de su vehículo y, por tanto, que puedan tener un mayor compromiso medioambiental, verificando esas emisiones en la ITV”, según palabras de Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

El proyecto, que de momento se encuentra en fase 2 y no sanciona, ha detectado ya durante la fase anterior a más de 67.000 vehículos de los que un 77% son turismos. El 4,7% del total no dispone de distintivo ambiental, un porcentaje del parque automovilístico que es responsable de casi el 29% de las emisiones totales en el punto de medición.

A pocos metros del radar, un panel informa a los conductores sobre el poder contaminante bajo, medio o alto de su vehículo.

El despliegue de este tipo de mecanismos coincide con el plan del gobierno municipal de reemplazar Madrid Central por la creación de Zonas de Bajas Emisiones. Y es que, gracias a sus enormes capacidades, el nuevo radar va a ser una herramienta fundamental para la implementación de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible que prepara el Ayuntamiento de Madrid. El anteproyecto, ya aprobado, incluye 109 rectificaciones con respecto al anterior borrador de Madrid 360.

Los cinco puntos fundamentales de esta reforma hacen referencia al acceso vetado en determinadas zonas para vehículos sin distintivo ambiental, la creación de Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección, una tarifa dinámica y sistema de carga y descarga inteligente, la ampliación de la zona SER a veinte nuevos barrios y el estacionamiento en áreas restringidas de patinetes, bicicletas, vehículos de movilidad personal, y otros vehículos de dos y tres ruedas.

Paralelamente, y teniendo en cuenta que en 2023 deberán existir este tipo de zonas de bajas emisiones en todas las poblaciones de más de 50.000 habitantes, la DGT ha diseñado una nueva señal para delimitar las áreas restringidas, en la que se muestra un vehículo emitiendo humo y, debajo, los distintivos ambientales que están autorizados para circular dentro de esa zona.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos