/on/moverme mejor/seguridad vial/prevenir atasco de coche en la nieve
07 DE FEBRERO |

¿Qué debo hacer para evitar que mi coche se atasque en la nieve?

¿Sabrías qué hacer si te quedas atrapado con tu coche en la nieve? En nuestro Blog te contamos una serie de recomendaciones para sobrellevar este tipo de situación.

Hemos tenido que esperar varios meses de invierno para que las zonas geográficas acostumbradas a teñir de blanco sus paisajes pudieran volver a ese estado. En esta época del año, aquellos aficionados a los deportes de nieve como pueden ser el esquí, snowboarding, patinaje sobre hielo, esquí de fondo, etc. tienen que viajar por parajes invernales. Por ello, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar que nos quedemos atascados, o llevar lo mejor posible estar atrapados durante el hacinamiento en la nieve. Llevar el equipamiento correcto permite solventar problemas de forma segura y calmada.

Consejos si te quedas atrapado durante el hacinamiento en la nieve- ÓN

No apagues el motor, permanece dentro del vehículo. Ante las bajas temperaturas, la mejor opción es quedarte dentro del coche y mantenerlo encendido junto a la calefacción. Si la espera se prolonga, debemos revisar cada cierto tiempo el tubo de escape de nuestro coche para que no se obstruya. Además, para ventilar el interior del vehículo, es recomendable abrir las ventanas o las puertas durante un breve periodo de tiempo.

Contacta con emergencias. En la página web de la DGT encontrarás todos los teléfonos para poder contactar con los servicios de Protección Civil y Emergencias. Y ahora con EME, el asistente vitual de Mutua, podrás consultar cualquier duda sobre ello.

Ante las bajas temperaturas, la mejor opción es quedarte dentro del coche y mantenerlo encendido junto a la calefacción.

Si la espera se prolonga, busca actividades. A veces, como consecuencia de las inclemencias meteorológicas, puede que la ayuda no llegue de manera inmediata. Por tanto, es recomendable estar informado sobre la situación de las carreteras a través de la radio o el móvil y estar activo para evitar sueño.

Ser precavido, vale por dos. Antes de salir de viaje por este tipo de rutas, debemos informarnos si es viable arriesgarnos. En caso negativo, equipar nuestros coches con cadenas y mallas, ayudará a traspasar aquellos caminos inhóspitos. Igualmente, no está de más llevar provisiones como comida o agua y tener nuestro depósito lo bastante lleno para que en caso de atasco, dispongamos de calefacción durante horas.

Mantén la calma, los servicios de carretera actuaran. “La paciencia es la madre de todas las ciencias”. Por eso, aunque las horas se conviertan en semanas, hay que ser conscientes de que las máquinas quitanieves o la Guardia Civil de Tráfico actuarán tan pronto como les sea posible.

El mantenimiento de tu coche debe estar a la “orden de los minutos. Como bien se ha recomendado, mantener nuestro tubo de escape limpio de nieve es esencial. No obstante, lo mismo pasa con las lunas o el depósito de nuestro coche. Para la limpiar las lunas correctamente, debemos utilizar rascadores para ello, antes de usar los limpia parabrisas, que pueden rallarla, o poner en práctica cualquier otra idea. Para desempañar los cristales, basta con encender el sistema de aire acondicionado durante unos minutos. Por otra parte, los coches que sean diésel deberán llevar un bidón de gasolina extra para llenar un poco el depósito. De esta forma, si estamos estacionados durante horas, el combustible no se congelará.

Patricia Moya

Patricia Moya Manzano

Content Junior