/on/salud/videojuego personas mayores
25 DE OCTUBRE |

El videojuego para personas mayores que mejora su calidad de vida

Un videojuego creado por investigadores de la Universidad de Santiago promete fomentar el envejecimiento activo y saludable. Además, es gratuito.

La OMS recomienda que los programas de envejecimiento activo se apliquen durante toda la vida, especialmente en la edad adulta. No se trata solo de vivir más tiempo sino de cultivar nuestras habilidades para tener la mejor salud posible a lo largo de los años. Y siguiendo esas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud ha nacido Gamapea, un videojuego diseñado para usuarios de 45 años o más en el que los jugadores viven una aventura gráfica basada en el camino de Santiago. El juego incluye escenarios reales, y está cargado de emplazamientos preciosos, historia, cultura y experiencias humanas de superación para que los “peregrinos virtuales” decidan desde el principio cómo será su aventura y elijan cómo interactuar con el resto de los personajes y cómo ir superando los retos que se les presentan en cada etapa.

Una vez inmersos en el juego, pueden también realizar microjuegos para adquirir herramientas psicológicas que entrenen la capacidad cognitiva de memoria, atención y concentración para mejorar, en definitiva, la calidad de vida. Todo esto es, según Fernando Lino Vázquez, principal investigador del proyecto, el objetivo prioritario de este videojuego pensado para los mayores.

El videojuego para personas mayores que mejora su calidad de vida – ÓN

El juego está concebido para ocho semanas y la dificultad va incrementándose con rompecabezas (diseñados con base en la evidencia científica y la experiencia clínica), acertijos, ejercicios de memoria, de relajación… En la primera semana, por ejemplo, el usuario tiene que apuntar cada día su estado de ánimo y realizar un ejercicio de relajación. Y cuando acaba la jornada se les pide a los usuarios que realicen una serie de tareas que tendrán que poner en práctica a lo largo de la semana: detectar pensamientos negativos, registrar las comidas diarias, hacer una lista de actividades agradables... Los resultados del primer estudio son, según Vázquez muy positivos: “Las personas que lo realizaron obtuvieron mejoras significativas en su salud general percibida, su funcionamiento físico, su funcionamiento social y su salud mental. Además, se mostraron altamente satisfechas”.

“Las personas que han utilizado el videojuego han obtenido mejoras significativas en su salud general percibida, su funcionamiento físico, su funcionamiento social y su salud mental”.

Fernando Lino Vázquez. Investigador principal del proyecto.

La aplicación está sincronizada con el avance en el videojuego y permite al usuario consultar las etapas, revisar sus progresos y registrar las tareas entre sesiones. Además, entre una etapa y la siguiente, reciben en sus móviles las notificaciones de las tareas que tienen pendientes para que todo resulte lo más sencillo posible.

El mayor desafío que encontraron fue, según afirma Fernando Lino Vázquez, adaptar las técnicas psicológicas que normalmente se enseñan en vivo al formato de videojuego. Para ello, contaron con la empresa Innovación Imatia para realizar el trabajo de programación y desarrollo para el Software.

Para poder acceder al videojuego Gamapea solo hay que cumplir tres requisitos: ser mayor de 45 años, tener conexión a internet y un teléfono Android (si tienes que cambiar de móvil procura no perder tus datos, contactos…). Sus creadores han conseguido que sea gratuito porque cuentan con la financiación de un proyecto del Ministerio de Ciencia e Innovación e invitan a todo el que quiera probarlo a ponerse en contacto con los investigadores que lo han desarrollado a través del correo electrónico gamapea.envejecimientoactivo@gmail.com. Una vez hecho esto y cumplidos los requisitos, los interesados ​​recibirán enlaces para descargar el juego y su aplicación complementaria y un código de acceso que les permitirá acceder a la sesión.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos