/on/moverme mejor/movilidad sostenible/coches solares
25 DE MAYO |

Coches solares, lo último en movilidad sostenible

La última novedad son los coches solares que funciona con energía solar.

Comienza a hablarse de los coches solares, es decir, movidos por energía solar y que competirían en el mercado de la movilidad sostenible con los eléctricos, los híbridos y los coches de hidrógeno. Pero, ¿cuáles serían las principales ventajas de los coches solares? Se ahorraría dinero en combustible, no habría contaminación algo que sigue manteniéndose también en los coches eléctricos, sería respetuoso al 100 por 100 con el medio ambiente y se evitarían costes adicionales, excepto el reemplazo de la batería.

Los coches solares son vehículos eléctricos que usan energía solar. Utilizan células fotovoltaicas para convertir la energía de la luz solar en electricidad. Con ello, son capaces de almacenar algo de energía solar en sus baterías para poder funcionar sin problemas cuando no hay luz natural directa, e incluso, también por la noche. Técnicamente hablando, los fotones de luz solar golpean las células fotovoltaicas y excitan los electrones. Esto permite un flujo de electrones que crea una corriente eléctrica en el proceso. Esta corriente eléctrica se utiliza como un “combustible” para hacer funcionar el vehículo.

Coches solares- ÓN

Son varias las compañías que confían en estos nuevos coches y que están trabajando ya para fabricar automóviles solares, pero también las hay que recelan de sus ventajas y que siguen apostando más por los híbridos enchufables y con cero emisiones.

Los solares se encuentran con limitaciones sobre todo de diseño ya que hay que adaptar los paneles solares al vehículo sin perder el atractivo en el diseño. Además, se añade la complicación de la batería ya que, al igual que los vehículos eléctricos,  ya que los actuales paneles solares tienen solo del 15 al 20 por 100 de eficiencia. Por lo tanto, para alimentar un automóvil solar, necesitaríamos envolver la carrocería del automóvil con células solares y eso agregaría mucho peso y coste al automóvil. Al peso general habría que añadir, además, el peso de la batería.

Utilizan células fotovoltaicas para convertir la energía de la luz solar en electricidad.

General Motors fue el primero en crear un automóvil con energía solar en el año 1955. Estaba fabricado con un pequeño motor eléctrico Pooley y 12 células fotovoltaicas de selenio. El problema es que era demasiado pequeño para conducir.

Así, el que puede considerarse el primer vehículo eléctrico híbrido que se carga con energía solar es el Sion de Sono Motors, con 248 células solares que están integradas en su cuerpo y utiliza energía solar para cargarse. Este automóvil se puede conducir hasta 249 km con una sola carga, dependiendo de cómo conduzca, pero es ideal para el uso diario. La compañía alemana vende el Sion a un precio aproximado de 28.500 dólares. Se trata de una startup que pretende revolucionar el funcionamiento de los automóviles y reducir la huella de carbono en general.

También, a principios de 2019, una startup holandesa, llamada Lightyear presentó un prototipo de su primer automóvil eléctrico con energía solar llamado 'Lightyear One' y que pretende comenzar a producirlo en 2021. El coche cuenta con un alcance de 724 km con una sola carga y un precio de 150.000 euros. La compañía asegura que los paneles solares funcionarán incluso cuando el automóvil esté en movimiento, lo que significa que a medida que avanza por la carretera, suponiendo que viaje durante el día, la energía del sol repondrá al menos parte de la energía que está utilizando. En un viaje largo, la ayuda del sol podría agregar hasta 70 kilómetros a una batería completamente cargada.

Otras compañías como Toyota o Hyundai están tratando de usar paneles solares para construir coches solares totalmente funcionales o una versión híbrida del mismo. Hyundai ha presentado el Sonata Híbrido con paneles fotovoltaicos integrados en su techo que promete que puede añadir 1.300 km adicionales al año en autonomía.

El fabricante coreano asegura que hasta el 60% de la energía para la batería del automóvil podría suministrarse si el techo solar se usara durante seis horas al día. Hyundai, que no ha adelantado de momento el precio de su vehículo, dijo que planeaba ofrecer el techo como un extra opcional en otros modelos de su gama. Y, de momento, ya han confirmado que solo lo van a comercializar en Norteamérica y Corea.

Toyota, por su parte, ha presentado el Prius PHEV solar. Un vehículo totalmente equipado con paneles solares en el techo, en el capó, en parte de los cristales delantero y trasero, así como en la puerta del maletero con el fin de poder desplazarse entre 44,5 y 56,3 km diarios con la recolección de la energía solar de los paneles.

En el lado contrario está Elon Musk, CEO de Tesla, que no confía en este tipo de energía para los coches y que calificó la colocación de paneles solares en los automóviles, de fantasía afirmando que la superficie disponible para los paneles y la cantidad de tiempo que muchos automóviles pasan estacionados en los garajes, están en contra de seguir con el diseño. Habrá que ir viendo cómo las startups y las compañías automovilísticas van avanzando en este campo para ver su viabilidad.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos