/on/moverme mejor/movilidad sostenible/big data coche
27 DE AGOSTO |

Big Data: el tratamiento masivo de datos que maneja tu coche

Nos encontramos ante la era del Big Data. Este tratamiento masivo de datos revela nuestros gustos, movimientos y deseos, una fuente de gran valor para cualquier compañía.

Un GPS puede ayudarnos a llegar a nuestro destino, pero también dejar un rastro de nuestra circulación. Un transpondedor resulta muy útil en una autopista (levanta la baliza, te carga el coste a tu cuenta corriente...), pero también contiene información de nuestros datos bancarios. Todos los datos que facilitamos, consciente o inconscientemente, ayudan al progreso del mundo del automóvil, garantizando cada día la optimización de la seguridad vial, pero un mal uso de ellos puede convertirse en un testigo incómodo de nuestra vida privada.

El tratamiento masivo de datos, también conocido como Big Data, supone para los principales fabricantes de coches garantizar, un tráfico más fluido, menos llamadas a revisión, métodos de financiación más efectivos y maquinarias más precisas, puesto que, con el análisis de estos datos, se encuentran los patrones repetitivos de los usuarios.

En la mayoría de los casos, los conductores no creen que las bondades que promocionan las compañías de automoción y que venden como la panacea del progreso y seguridad, les compense la intromisión que hacen en sus datos personales. Así figura en un estudio realizado por la consultoría Mckinsey sobre el Big Data en el que el 55% de los encuestados estaría dispuesto a dejar que su vehículo rastreara su localización y la transmitiera anónimamente para permitir al fabricante “mejorar la próxima generación del vehículo” mientras que un 24% respondió que “bajo ninguna circunstancia”.

La era del tratamiento masivo de datos: Big Data- ÓN

En esa misma línea, muchos usuarios han decidido sumarse a la campaña #Data4Drivers para reivindicar ante la Unión Europea las medidas legislativas que garanticen que sean los conductores los que decidan quién accede a los datos que proporcionan sus vehículos -que deben tratarse como datos personales del propietario del mismo vehículo y con qué finalidad. La petición cuenta con el apoyo de UNESPA (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras) y Amice (Asociación de Aseguradoras Mutuas y Cooperativas de Seguros en Europa).

Ante esta inquietud creciente, un total de veinte compañías de automoción, entre las que se encuentran Toyota, Hyundai, General Motors o Mercedes-Benz, han firmado un acuerdo para este mismo año por el que “necesitarán permiso antes de compartir información” sobre la localización, salud o comportamiento de los usuarios, siempre y cuando no se trate de una emergencia o una investigación interna de la empresa.

Los datos que recopilarán los 775 millones de coches conectados que, según la consultora Juniper Research, habrá en 2023, tendrán un precio potencial de 230.000 millones de euros. Habrá que regular definitivamente una ley al respecto, para que se puedan establecer alianzas estratégicas entre distintas empresas que gestionen adecuadamente toda la información obtenida pero, a la vez, que no atenten contra la intimidad de los conductores.

Big Data, supone para los principales fabricantes de coches garantizar, un tráfico más fluido, menos llamadas a revisión, métodos de financiación más efectivos y maquinarias más precisas.

De ahí que la Comisión Europea pida un marco legal unitario, además de privacidad, seguridad e interoperabilidad. En España, según la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) no se permite que las empresas cedan los datos para fines distintos a los acordados a terceros sin su consentimiento.

Los beneficios del Big Data para el usuario irán en aumento: desde perfilar mejor las necesidades reales, al ahorro de costes mediante la selección de riesgos pasando por evitar fraudes y generar nuevos negocios basados en economías colaborativas con menor impacto medioambiental, tipo Car Sharing, Moto Sharing o Ride Hailing. No dejemos, a pesar de todos estos avances, de tener los ojos abiertos ante los amigos de lo ajeno.

Logo ON_autor

Mutua Madrileña

Comité de contenidos