Contenido principal

Hogares Seguros

12 abr'17

La domótica doméstica permite que con un smartphone puedas controlar la luz, poner la calefacción y en definitiva, tener una alta calidad de vida.

Domótica doméstica para proteger tu casa mientras estás de vacaciones

Estás a punto de irte de vacaciones y te preocupa que los ladrones aprovechen tu ausencia para desvalijar tu casa. Si no quieres comprometerte con una alarma con cuota mensual o quieres reforzar la seguridad, ¿conoces las soluciones que te ofrece la domótica doméstica para proteger tu casa mientras estás fuera?

Te contamos algunos trucos para que gracias a sencillas soluciones de domótica doméstica puedas vigilar tu casa mientras estés lejos:

Responde al portero automático a través del móvil

Hay varios dispositivos que te permiten conectar el portero automático a tu móvil o tablet, pudiendo ver desde cualquier lugar quién llama a tu puerta y responderle como si estuvieras al otro lado del telefonillo. Doorboot es uno de ellos y su único requisito es que tengas wifi allá donde estés.

Coloca una cámara en tu salón

Olvídate de los complejos sistemas de videovigilancia. Hoy en día la domótica doméstica ofrece cámaras desde 40 euros que podrás colocar en un punto estratégico de tu casa para detectar cualquier movimiento a través de tu móvil.

Algunas de estas cámaras, como la Nest Cam, permiten hacer zoom, activar la grabación con el movimiento, graban en la oscuridad con infrarrojos  e incluso incorporan micrófono y altavoz para que, en el peor de los casos, puedas dirigirte al ladrón y espantarlo.

Simula que estás en casa

Enciende y apaga la luz como si estuvieras en casa. Existen bombillas, como las Hue, de Philips, o las de El gato Avea que te permiten controlar su encendido y apagado desde el teléfono. Basta con instalar estas luces y descargarte la app para controlar el encendido y apagado de tu hogar en la distancia.

Estas son solo algunas ideas que ofrece la domótica doméstica para irnos más tranquilos de vacaciones. Puedes completarlas con otras más tradicionales como pedir a alguien de confianza que pase periódicamente por tu casa. Y recuerda que contratar un seguro de hogar puede darte mayor seguridad para salir tranquilo de vacaciones.