Mutuactivos

Productos y Servicios

Volver

Adrenalina y rentabilidad con Mutuafondo Bolsas Emergentes

Mutuactivos

Obtener ganancias de dos dígitos en un entorno de mercado con tantos vaivenes como el que tenemos en la actualidad no es tarea sencilla… pero tampoco es imposible. El contexto está poniendo a prueba tanto a gestores como a inversores, quienes se están viendo conducidos a explorar opciones más allá de los segmentos clásicos de inversión (deuda pública en renta fija, “blue chips”, en renta variable…) Una de las alternativas que está dando muy buenos resultados en Mutuactivos es la de los mercados emergentes. Así, Mutuafondo Bolsas Emergentes es este año uno de los fondos más rentables de su categoría, con un rendimiento superior al 13% en los primeros nueve meses del ejercicio. En los últimos doce meses, sus ganancias superan el 18%.

El exhaustivo análisis que realizan los gestores, tanto macroeconómico como de valoración de las diferentes áreas geográficas, está siendo clave en la selección de activos del fondo. En concreto, la apuesta por sobreponderar Latinoamérica, principalmente Brasil, ha sido muy acertada y se ha convertido en una gran generadora de rentabilidad.

Mutuafondo Bolsas Emergentes es un fondo de fondos que invierte en renta variable global emergente a través de una selección de los mejores fondos de terceros de cada zona geográfica. Actualmente las 3 principales posiciones del fondo son los vehículos Carmignac Emerging Discovery, HSBC Asia ex Japan Smaller Companies y Aberdeen Global Latin America. Se trata, por tanto, de un fondo apto para inversores dispuestos a elevar su nivel de adrenalina, dado su perfil de riesgo alto.

Para el próximo año, las expectativas de los gestores de Mutuactivos respecto a los mercados emergentes continúan siendo positivas. La mayor estabilidad de las materias primas y las divisas de países emergentes ha propiciado una mejora de los indicadores macro de estas regiones, lo que se traducirá, previsiblemente, en mayor crecimiento económico para 2017. Estas perspectivas favorables invitan a pensar también en un repunte de los mercados financieros emergentes para el próximo año, a pesar del buen comportamiento ya visto en 2016.