Mutuactivos

Formación Financiera

Volver

Microeconomía: conoce los principales indicadores de una empresa

Mutuactivos

Puede resultar interesante aprender a comparar empresas entre sí independientemente de que pertenezcan a distintos países. Hoy día, la globalización nos lleva a tratar de homogeneizar prácticamente todo, más aún si pertenecemos a la Unión Europea, en la que conviven y negocian entre sí millones de compañías de distintos sectores. En primer lugar hay que tratar de hacer una primera clasificación atendiendo al negocio, es decir clasificar a la empresa según sectores económicos (ie. automóviles, alimentación, bancos y financieras, distribución, tecnología, etc.).

Una vez tengamos claro el sector al que pertenece la empresa, es importante conocer el tamaño de la misma, que puede ser de gran capitalización (desde 5 mil millones en adelante), mediana capitalización (entre 3 y 5 mil millones) y pequeña capitalización (por debajo de 3 mil millones). Recordemos que la capitalización bursátil es el resultado de multiplicar el precio por acción por el número de acciones en circulación de una compañía. Teniendo claros tanto el sector como la capitalización ya podemos comparar las empresas similares, ya sean de un país u otro.

Para analizar empresas en profundidad, se pueden utilizar muchos métodos, herramientas, ratios etc. Existe un esquema muy claro que nos puede ayudar a extraer las principales fortalezas y debilidades de una empresa mediante el análisis de 4 variables o indicadores siendo éstas: liquidez, endeudamiento, actividad y rentabilidad. Las detallamos a continuación para una mejor comprensión:

Indicadores de liquidez
Indica la capacidad de la empresa para afrontar el pago de sus deudas y obligaciones financieras tanto a corto como a largo plazo. Cuanto más elevado es el indicador de liquidez, mayor es la probabilidad de que la empresa consiga cancelar sus deudas. El índice de liquidez es uno de los elementos más importantes en las finanzas de una empresa, ya que indica el grado de liquidez de que dispone una empresa para cumplir con sus obligaciones financieras, con sus proveedores, con sus empleados, con la capacidad que tenga para renovar su tecnología, para ampliar su capacidad industrial, para adquirir materia prima, etc. Conocer la liquidez de una empresa es importante tanto para la administración y gestión de la misma como para los terceros que estén interesados en invertir en ella, e inclusive para los órganos de control del estado.


Indicadores de endeudamiento
Los indicadores de endeudamiento tienen por objeto medir en qué grado y de qué forma participan los acreedores dentro de la financiación de la empresa. Permite establecer el riesgo que corren acreedores y accionistas, y la conveniencia o no de un determinado nivel de endeudamiento para la empresa porque, en definitiva, trabajar con dinero prestado es bueno siempre y cuando se logre una rentabilidad neta superior a los intereses que se tienen que pagar por ese dinero.


Indicadores de actividad

Estos indicadores se utilizan para medir la eficiencia que tiene la empresa en la utilización de sus activos y resulta muy útil para identificar los menos productivos y enfocarlos al logro de los objetivos financieros de la misma. Toda compañía debe tener como propósito producir los más altos resultados con el mínimo de inversión, y una de las formas de controlar dicha minimización de la inversión es mediante el cálculo periódico de distintos indicadores de actividad.

Indicadores de rendimiento
Los indicadores de rendimiento o rentabilidad miden la capacidad que tiene una empresa para generar rentabilidad a partir de los recursos disponibles. Indica la ganancia de la compañía en relación con las ventas que ha realizado después de haber deducido los costes de producción, la eficiencia de las operaciones y la forma en la que se asignan los precios a los productos. En definitiva, indica la eficiencia con la que una compañía utiliza sus recursos para generar beneficios.