Mutuactivos

Actualidad

Volver

¿Cómo aprovechar las oportunidades en un mercado bajista?

Mutuactivos

Es cierto que cuando la bolsa presenta una tendencia a la baja parece arriesgado invertir, pero también es posible encontrar buenas oportunidades de compra.

Cuando las cotizaciones sufren altibajos en el mercado, se forman máximos y mínimos que pueden marcar una tendencia. Si los mínimos son cada vez más altos, la tendencia comenzará a ser alcista y, por el contrario, si los máximos son cada vez más bajos, la tendencia cambiará a bajista.

Por tanto, cuando el mercado presenta una tendencia bajista vendrá marcado por una sucesión de máximos y mínimos cada vez más bajos. Son estos momentos bajistas los que nos deberían indicar las mejores oportunidades de entrada. Detectar el momento más oportuno es complicado. Una manera prudente de aprovechar estas oportunidades es adquirir progresivamente posiciones pequeñas eligiendo momentos de corrección del mercado, de forma que una caída brusca e inesperada en alguna de ellas no nos deje descapitalizados y fuera de juego.

Cuando percibimos que la tendencia bajista está bastante agotada, quizá sea el momento de vender las posiciones que tengamos en valores más defensivos y empezar a comprar compañías menos defensivas que hayan sido bastante castigadas y, por tanto, resulten baratas. Estas inversiones tendrán mayor potencial en momentos alcistas que los valores defensivos en los que nos habíamos refugiado para capear el temporal.

La selección de los valores en los que podemos entrar es fundamental. Por ejemplo, si nuestro perfil es conservador, deberíamos optar por los llamados “valores refugio” o inversiones defensivas, que en teoría sobrellevan mejor las épocas de crisis o recesión. Se trata de compañías dedicadas a la venta de bienes de primera necesidad (alimentos, eléctricas, agua, etc.). Otra opción bastante cauta es invertir únicamente en aquellas compañías de solvencia contrastada que generan dividendos históricamente estables y que, a pesar de ser compañías muy sólidas, en épocas de crisis o recesión, sufren bruscas fluctuaciones fruto de la propia situación (entre otras, compañías del sector financiero). Las correcciones no se corresponden en muchas ocasiones con el buen estado general de la empresa en concreto, sino con el bajo estado anímico de la economía de un país, la percepción de riesgo por la crisis, la excesiva volatilidad o el efecto contagio que acaba castigando a todos los valores sin discriminación alguna.

Como vemos, explicar cómo invertir en mercados bajistas parece incluso fácil, sin embargo, se trata de una estrategia muy arriesgada para cualquier inversor sin experiencia. Además de tener muy en cuenta nuestro perfil como inversor, es crucial tener siempre presente aspectos cómo el horizonte temporal de inversión, la necesidad de liquidez y la edad del inversor.

En definitiva, en épocas bajistas del ciclo económico siempre se pueden aprovechar oportunidades y adquirir una buena cartera de valores diversificada a la espera de que la situación mejore. La selección de los valores, el tipo de compañía, el área geográfica y su divisa y, sobre todo, el momento de comprar y vender lo convierten en una tarea lo suficientemente compleja como para depositarla en profesionales del mercado que tienen información, experiencia y conocimientos suficientes para llevarlo a cabo.