Mutuactivos

Actualidad

Volver

Cautela

Mutuactivos

Un año más se cumple el famoso dicho de los mercados de “sell in May and go away” o “vende en mayo y vete”. Como en muchas de estas frases, hay un mínimo de ciencia detrás. Se trata de evitar los meses de verano que suelen tener menos volumen de negociación y, por tanto, algo más de volatilidad. Sin embargo, este año no ha habido que recurrir a ninguna superstición para explicar el débil comportamiento del mercado en mayo, hay razones fundamentales de sobra.

La más importante ha sido la subida del libre riesgo tanto en EE.UU como en Europa. Al otro lado del Atlántico, unos comentarios de la Reserva Federal un poco más “hawkish” de lo esperado, es decir, que adelantaban la subida de tipos de interés, provocaron una subida de la TIR del bono americano a 10 años, desde el 1.85% al 2.25%. Mientras que su equivalente alemán, que a principios de mes estaba por debajo del 0,1% -y según muchos analistas camino de territorio negativo- se dio la vuelta llegando a estar por encima del 0,7%. Esto se produjo sin motivo aparente, más allá de que parte del mercado pensaba que estábamos alcanzando niveles ridículos.

La siguiente razón ha sido la continua tragedia griega. El país lleva tiempo con problemas para, literalmente, llegar a fin de mes. Por ejemplo, el pago del vencimiento al Fondo Monetario Internacional de principios de mes parece que se habría realizado usando las reservas de Grecia en el propio FMI. Obviamente, deberán ser reembolsadas en las próximas semanas. Cada vez que tiene que efectuar un pago a sus acreedores, se teme por el impago o por otra quita. 

Otro motivo, más cercano, han sido las elecciones autonómicas y municipales en España, cuyo resultado no ha gustado demasiado a los mercados. El escrutinio denota una fragmentación del panorama político y, con elecciones generales a 6 meses vista, no parece que el próximo Gobierno vaya a tener la capacidad de maniobra de la que goza el ejecutivo actual. Se teme un parón de las reformas estructurales que han contribuido a la mejora de la economía española en los últimos meses, una vuelta al gasto público que aumentaría el endeudamiento del Estado, e incluso a más cambios regulatorios que podrían frenar la inversión. 

Para finalizar, Asia no ha sido ajena a este aumento de volatilidad, ya que el miedo a una desaceleración económica en China hace que el gigante asiático esté pensando en unirse a la moda de los programas de expansión cuantitativa.

Las bolsas europeas sufrieron pérdidas este mes. El incide alemán cayo un 1.75% y el IBEX casi un 1.5%. Pero más que en la bolsa, el movimiento más brusco en España se produjo en la prima de riesgo, ampliado en más de 30 puntos básicos, llegando hasta 140. El bono español a 10 años ha llegado a una TIR del 2%, algo no visto desde noviembre del año pasado. EE.UU ha tenido un mejor comportamiento. El  hecho de que el dólar haya dejado de apreciarse y el precio del petróleo haya recuperado, ha ayudado a que el S&P haya salvado el mes en positivo.

En Mutuactivos pensamos que lo ocurrido este mes de mayo no ha sido un acontecimiento aislado. La volatilidad seguirá presente en los próximos meses. La subida de tipos en EE.UU, el drama griego, la inestabilidad política en España y la desaceleración china son factores de peso que no conviene desdeñar, incluso en un clima de intervención por parte de los bancos centrales. Con la mayoría de las bolsas europeas con ganancias de entre el 10% y el 20% en lo que va de año, un poco de cautela nos puede ahorrar más de un susto en los próximos meses.