Mutuactivos

Actualidad

Volver

¿Qué podemos esperar de la bolsa?

Mutuactivos

Las últimas declaraciones de Draghi y De Guindos dejan intuir que la economía europea puede estar pasando por un periodo de estancamiento cuyo impacto se vería reflejado en las previsiones de crecimiento económico a nivel global. Desde nuestro punto de vista, este escenario supone a su vez un nuevo aviso a los políticos y una nueva fórmula de presión para demandar nuevas reformas estructurales que ayuden a potenciar el crecimiento y así evitar la posibilidad de entrar de nuevo en  un periodo de recesión económica. No cabe duda de que el mercado lo ha puesto en precio en los últimos días. Sin embargo, y a nuestro entender, esto responde a  una visión extremadamente cortoplacista.

La historia de largo plazo en Europa es diferente. Es cierto que se han visto datos adelantados peores, pero también hemos visto el resultado del referéndum en Escocia, la depreciación del euro (un 8% contra el dólar), las medidas del BCE para comprar ABS, la posibilidad de que también compren otros tipos de bonos y el TLTRO. Desde nuestro punto de vista, la desaceleración no ha sorprendido al BCE, dado el cúmulo de medidas que han tomado, y cómo está presionando a los gobiernos para que aceleren las medidas estructurales.

Los últimos datos macro europeos son débiles, pero el BCE no ha acabado con su política monetaria expansiva. Las políticas fiscales no han empezado, las valoraciones en las bolsas son razonables y hay ideas muy claras para posicionarse en Bolsa: a modo de ejemplo mencionaremos dos: el sector de telecomunicaciones, inmerso en un claro proceso de consolidación, y el sector financiero, en el que, una vez superado los test de estrés y AQR, se reducirá significativamente su nivel de incertidumbre.

Hay buenas oportunidades en los mercados, pero hay que saber encontrarlas. Todavía identificamos suficientes valores atractivos como para pensar en una corrección severa. Con una elevada probabilidad los mercados acabarán el año por encima de los niveles actuales o por lo menos lo harán nuestros fondos, ya que la convicción en las principales ideas de inversión es muy elevada.