Mutuactivos

Actualidad

Volver

¿Qué alternativas al depósito existen?

Mutuactivos

Los depósitos ya no son lo que eran. Las rentabilidades del 4% que veíamos hace apenas un par de años y que ofrecieron numerosas entidades en la ola de la crisis se han esfumado. En la actualidad, la caída de los tipos de interés oficiales (se sitúan en el 0,15% en Europa) ha tenido un efecto directo y a la baja sobre la rentabilidad de las imposiciones a plazo. Según datos del Banco de España a cierre de mayo, los nuevos depósitos bancarios a un año ofrecen una rentabilidad media del 0,94%, que apenas se eleva al 1,17% para plazos de hasta dos años y hasta el 1,40% a más de dos años. En el terreno de la deuda pública, los rendimientos son todavía más exiguos: en las últimas subastas del Tesoro Público español las Letras a un año se colocaron a un interés del 0,38%; los bonos a tres años, al 0,87%; y los bonos a cinco años, al 1,568%.

En esta coyuntura, muchos ahorradores están buscando otras alternativas de sesgo conservador para rentabilizar su dinero. ¿Hacia qué productos girar la vista? Los fondos de inversión de renta fija y los seguros de ahorro ganan protagonismo en este sentido. Ambos vehículos llevan varios meses beneficiándose del trasvase de capital desde depósitos bancarios.  Vamos a por ellos.

-Fondos de inversión de renta fija: una de las ventajas de los fondos de inversión de renta fija frente a los depósitos es que la gestión profesional de los primeros permite beneficiarse de oportunidades de inversión que en muchas ocasiones no están al alcance de la mano de un inversor particular. Este tipo de fondos invierten tanto en deuda pública como privada, a través de un número significativo y diversificado de emisiones, debidamente analizadas por los gestores.

A diferencia de lo que ocurre con un depósito bancario tradicional, que de antemano ofrece una rentabilidad fija garantizada al cliente que se mantenga durante todo el plazo de vida marcado, el fondo de inversión de renta fija no garantiza rentabilidad. Sin embargo, dado que se trata de productos de bajo riesgo y orientados a inversores de perfil conservador, el objetivo de los gestores será preservar en todo momento el capital invertido, mediante un adecuado control del riesgo, y asegurar un tipo de interés atractivo que supere, al menos, la inflación.

En los cinco primeros meses del año, los fondos de renta fija se han beneficiado de un gran traspaso de capital desde otros instrumentos (entre ellos, posiblemente depósitos). Las suscripciones netas en la categoría de fondos de renta fija a largo plazo europea han alcanzado los 4.127 millones de euros, según datos de Inverco. La rentabilidad de esta categoría de fondos, por su parte, alcanza el 3,21% en lo que va de 2014 y se eleva al 5,43% en los últimos doce meses.

En Mutuactivos contamos con un abanico de catorce fondos de inversión de renta fija, la mayoría de ellos con riesgo bajo o medio (salvo dos de ellos, Mutuafondo Bonos Convertibles A y Mutuafondo Bonos Tier 1 Seguros, de riesgo medio-alto y alto, respectivamente). Uno de sus productos estrella es Mutuafondo FI, el primer fondo de inversión lanzado por Mutuactivos, en 1987. En lo que va de año acumula una rentabilidad del 3%, muy superior al rendimiento de los mejores depósitos o títulos de deuda española.

-Seguros de ahorro: Los seguros clásicos de ahorro también figuran entre los grandes beneficiados de los cambios que se han producido en los mercados financieros en los últimos meses. Estos productos aúnan rentabilidad más protección en caso de fallecimiento. En este caso, su tipo de interés mínimo garantizado está fijado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Inversión y este año se sitúa en el 2,37%.

En seguros de ahorro el abanico de modalidades es variado: existen los PPA´s (planes de previsión asegurados), los PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistemático), los seguros de ahorro clásicos (en los que se insertan los seguros de jubilación, seguros dotales, etc) y los “unit linked” (en estos últimos, el inversor asume el riesgo de las inversiones). Como alternativa al depósito, los inversores pueden analizar la oferta de seguros de ahorro clásicos en comercialización en el mercado.

Mutua Madrileña comercializa en la actualidad Plan Ahorro Garantía, un seguro de ahorro que ofrece un tipo de interés bruto anual del 2,37% más una participación en los beneficios que genere el seguro y que puede elevar sustancialmente la rentabilidad final. En 2013, el interés neto de este seguro alcanzó el 3,90%.