Estás en:

  1. Inicio
  2. Planes de pensiones
  3. Fiscalidad

Fiscalidad

Los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados ofrecen ventajas fiscales que nos permitirán pagar menos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (*Ver condiciones: Pagar menos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

Las aportaciones realizadas reducen la base imponible del IRPF con el límite de la menor de estas cantidades(**Ver condiciones: Base imponible del IRPF):

  • El 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  • 8.000 euros anuales.

Los partícipes podrán reducir en los cinco ejercicios siguientes las cantidades aportadas incluyendo en su caso las aportaciones del promotor o las realizadas por la empresa que les hubiesen sido imputadas y no pudiesen ser objeto de reducción en la base imponible por insuficiencia de la misma o por aplicación del límite porcentual.

En caso de asegurados con rentas inferiores a 8.000 euros anuales, el cónyuge podrá efectuar aportaciones a su favor con un límite máximo de 2.500 euros anuales.

Los rendimientos no estarán sujetos al IRPF hasta el momento en que se empiece a percibir la prestación.

Para asegurados con determinados grados de minusvalía (***Ver condiciones: Asegurados con determinados grados de minusvalía), el límite será 24.250 euros, tanto para las realizadas por él como las efectuadas a su favor. El límite para aportaciones realizadas a favor de asegurados con minusvalía por terceras personas, según lo previsto en la normativa vigente, será de 10.000 euros anuales por cada aportante, sin perjuicio de las aportaciones que puedan efectuar a sus propios planes.

Cuando se perciban las prestaciones, tendrán la consideración de rendimientos del trabajo, sujetos a la retención correspondiente, y se integrarán en la base imponible de cada año.

Además, las prestaciones correspondientes a aportaciones realizadas antes del 31 de Diciembre de 2006, siempre que se perciban en forma de capital y hubiesen transcurrido a esa fecha más de dos años desde la primera aportación, disfrutarán de una reducción del 40%, siempre que se solicite el pago de la prestación en determinados plazos (****Ver condiciones: Asegurados con determinados grados de minusvalía)

  • (*)Según la legislación vigente.
  • (**) Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en vigor desde el 1 de enero de 2007.
  • (***) Minusvalía física o sensorial superior al 65 %, psíquica igual o superior al 33% o declarada judicialmente.
  • (****) Para prestaciones percibidas en el ejercicio en el que acaezca la contingencia correspondiente, o en los dos ejercicios siguientes. No obstante, en el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2011 a 2014, esta reducción solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente a aquel en el que acaeció la contingencia correspondiente. En el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores, la reducción solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta el 31 de diciembre de 2018.

Acceso directo a...

Promociones

  • Ventajas nueva tarjeta SOY. Abre en ventana nueva

Cerrar